Renta Corporación reduce sus pérdidas un 47%

stop

23 de julio de 2009 (10:47 CET)

Renta Corporación ha presentado unos resultados que invitan al optimismo. La inmobiliaria ha registrado una pérdida neta de 13,7 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone una reducción del 47% respecto a los 'números rojos' contabilizados en el mismo periodo de 2008, según ha informado la inmobiliaria. 

El porqué a esta disminución de las pérdidas hay que encontrarlo en la venta de activos inmobiliarios realizada a sus bancos en el marco del proceso de reestructuración de deuda. Renta Corporación soporta así en la actualidad una deuda neta de 292,5 millones de euros, un 54% menos que en la misma fecha de 2008.

En las pérdidas registradas por la inmobiliaria influye la provisión de 5,3 millones de euros realizada por la disminución de valor de su cartera de inmuebles y otra de 4 millones por anular opciones de inversión futura. 

La venta de edificios a los bancos impulsó además la cifra de negocio de la compañía, que creció un 82% entre enero y junio, hasta los 321,1 millones de euros. 

No obstante, de este importe, 281,1 millones corresponden a las ventas a los bancos y sólo 36,7 millones a las ventas de negocio ordinarias. El 71% de éstas correspondieron a suelo y el resto a la venta fraccionada de edificios. 

Así, el beneficio bruto de explotación a cierre del primer semestre fue negativo en 10 millones de euros, frente al importe, también negativo, de 25,2 millones de un año antes. 

Nueva etapa en Renta Corporación
La compañía que preside Luis Hernández considera que los resultados del primer semestre "ya empiezan a reflejar el fuerte proceso de ajuste que ha realizado para adaptarse a la nueva realidad del mercado". De hecho, la inmobiliaria asegura que "inicia una nueva etapa" tras la refinanciación de su deuda y la firma el pasado mes de mayo de un nuevo crédito sindicado. 

Renta Corporación estima que estas operaciones, junto a la venta de activos a los bancos, le han aportado "la estabilidad y el equilibrio necesarios para afrontar el complicado entorno actual" ante el que, según subrayó, se centrará "en la transformación y venta de su cartera actual y en concentrar sus recursos y esfuerzos en el desarrollo de su modelo de negocio". 

Además de las operaciones con los bancos, Renta Corporación ha "saneado" su cartera de derechos de compra futuros, tras renunciar a operaciones que suponían una inversión de 25,3 millones. Asimismo, tras el recorte de personal en un 37% en el último año (de 139 hasta 87 empleados), asegura contar con "una plantilla acorde con la nueva situación de la compañía que permitirá ahorrar costes de 5 millones de euros en 2009".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad