Ros Roca amplía su presencia en Portugal

stop

15 de septiembre de 2009 (13:21 CET)

Ros Roca apenas nota la crisis y mantiene su proceso de internacionalización a paso firme. La empresa catalana, propiedad en un 21% de la familia March, está construyendo dos centrales de tratamiento mecánico y biológico en Portugal, en las que invertirá en total 115 millones de euros.

Una vez estén marcha, las dos centrales, que se están construyendo en Vil de Matos (Coimbra) y en Eirol (Aveiro), se calcula que tratarán 190.000 toneladas de Residuos Sólidos Urbanos (RSU) al año cada una, 380.000 entre las dos.

En las plantas se llevará a cabo la separación mecánica de los residuos reciclables de la materia orgánica, que será tratada mediante el procedimiento de compostaje o por digestión anaerobia. A partir de la digestión anaerobia se obtiene biogás, que podrá ser utilizado para la producción de energías renovables

Además de estas dos instalaciones, Ros Roca cuenta con otras adjudicaciones en el país vecino: un centro de tratamiento de residuos porcinos, con capacidad para 55.000 toneladas al año, y una instalación de valorización de materia orgánica.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad