Roubini condena al euro y salva a España

stop

28 de abril de 2010 (19:17 CET)

Nouriel Roubini, profesor de la escuela de negocios Stern y presidente de la firma de análisis económico RGE Monitor, cree que un futuro próximo es posible que no haya ninguna eurozona sobre la que discutir.

"No hay ningún modo de que Grecia puedar aumentar el recorte de gasto en el porcentaje del 10% que necesita para frenar su espiral de deuda", señaló ayer en una conferencia. Y aunque lo lograra, los efectos económicos serían desastrosos".

Roubini señalaba la semana pasada en Expansión que sólo un milagro puede salvar a Grecia del impago: "Parece próxima a la insolvencia: hará falta un esfuerzo hercúleo, suerte y apoyo de la UE y el FMI para reducir la probabilidad de una posible quiebra y la salida de la zona del euro".

Por otra parte, Roubini señaló que España "no está todavía al borde del abismo al que están mirando los griegos", pero alertó de que podría acercase a él si no se llevan a cabo de forma urgente "avances en la consolidación fiscal y reformas estructurales" que permitan estabilizar los niveles de deuda pública, reducir los déficit externos y restaurar la competitividad y el crecimiento.

En un artículo publicado en su página web 'Roubini Global Economics', Roubini reconoce que en algunos aspectos España está en mejor posición que Grecia, aunque en otros muchos se encuentra en una "situación desesperada" y representa potencialmente un riesgo mayor para la eurozona.

"España, con problemas que suponen incluso una mayor amenaza para la integridad de la zona euro (y en última instancia para el euro), necesita desesperadamente reformas estructurales, especialmente flexibilidad en el mercado laboral, si quiere evitar un viaje al mismo abismo al que se enfrenta Grecia", añadió
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad