Sabadell-Guipuzcoano: las cajas vascas tendrán la última palabra

stop

11 de junio de 2010 (12:27 CET)

Cualquier acuerdo de fusión entre el Sabadell y el Banco Guipuzcoano tendrá que ser bendecido por las dos grandes cajas vascas, la BBK y la Kutxa, que, con el 14,6% y el 10% del capital respectivamente, son las dos accionistas mayoritarias de la entidad de San Sebastián. Sin su consentimiento, no habrá acuerdo.

Y es que, a pesar de que hay un tercer accionista de peso en la entidad a título particular, que posee ni más ni menos que el 10,57% del capital, no puede hacer de contrapeso si se une a los demás. Se trata de Joaquín Martínez López, empresario del sector del metal, que en el año 2007 llegó a ser el segundo accionista, al pasar de tener el 8,57% de las acciones a poco más del 10%.

El resto del capital del Guipuzcoano está ya mucho más dividido. Según los datos de la propia entidad a final de 2009, el cuarto accionista con más peso es Surfolk, empresa dedicada a la consultoría empresarial, que posee el 5,08% de las acciones.

Por otra parte, la compañía aseguradora Groupama tiene el 3% y cierra la lista de participaciones reseñables la inmobiliaria Entorno, con un 2,1% del capital. La autocartera apenas representaba el 0,8% a finales del año pasado. El resto del capital está en manos de accionistas minoritarios.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad