Santander y BBVA, de los nervios: La Caixa les quita 12.000 millones en fondos de inversión

stop

La caja catalana lidera el segmento de los productos de inversión de renta variable

González, Botín, Fainé

20 de noviembre de 2010 (10:05 CET)

La Caixa tiene algo más que preocupados a Santander y BBVA. Sólo este año, les ha robado terreno a los dos grandes bancos españoles por valor de 12.000 millones de euros en fondos de inversión. La caja arrasa a todos sus competidores en la captación del ahorro más prudente mientras la guerra de los depósitos empieza a poner de los nervios a Emilio Botín y a Francisco González.

Santander y BBVA son los auténticos mandamases en el negocio de los fondos de inversión en España. Pero la crisis les está pasando factura: desde que empezó, el patrimonio gestionado en estos productos se les ha caído un 58% y un 45%, respectivamente, desde el 31 de diciembre de 2006.

Hasta ahora, ambos han pagado gustosamente la factura, porque han trasladado a muchos de los clientes que tenían cautivos en fondos a sus jugosos depósitos de alta remuneración, incluso por encima del 4%. Una estrategia que, como a todas las entidades financieras españolas, les genera la financiación que tanto les cuesta conseguir en los mercados. Y eso, hoy, es oro molido.

Una guerra costosa


Pero esta batalla tiene un coste. El número dos de Santander, Alfredo Sáenz, la ha calificado de “desquiciante”. Y su par en BBVA, Ángel Cano, ha cifrado en hasta 7.000 millones la factura para el sector. Por eso, de pronto han vuelto la vista a los fondos de inversión y se han encontrado con un rival inesperado y por tamaño, muy peligroso, el único entre los grandes que está saliendo fortalecido en este negocio, donde ya fue el que más creció en 2009.

A la sombra de esta guerra de los depósitos y en pleno desplome de la industria de fondos (el patrimonio neto de todo el sector ha caído un 10% en los nueve primeros meses del año y un 43% desde que empezó la crisis), La Caixa sólo ha perdido desde el cierre de 2006 el 12,5% de su patrimonio gestionado. Pero lo más importante es que en 2010 es la única entre las diez grandes gestoras españolas que crece. Exactamente el 12,1% al cierre del octubre, frente a las caídas del 25% de BBVA y del 11% de Santander.

Las cifras son tan elocuentes que los algo más de 42.000 millones en los que Santander aventajaba al grupo catalán hace cuatro años han caído este año por debajo de la cota de los 10.000 millones de euros por primera vez. Y respecto a BBVA el gap es de apenas 8.000 millones. Sólo este año, La Caixa les ha restado una diferencia de 12.000 millones, de los que dos terceras partes corresponden al banco que preside Francisco González.

Estrategia vencedora


“La Caixa está creciendo en aquellos fondos más conservadores, sobre todo en los garantizados, en los que están los clientes más fieles. Santander y BBVA tiene muy buenas razones para preocuparse. Puede que cuando quieran reaccionar sea tarde”, señala el responsable de una gestora de fondos de una caja mediana.
Lo cierto es que desde los dos grandes bancos se empieza a reconocer que la estrategia de la entidad que dirige Juan María Nin ha salido claramente vencedora. El secreto está en la campaña que bonifica a los ahorradores que compran un fondo de La Caixa o lo trasladan desde otra entidad con un 3% a partir de una inversión mínima de 3.000 euros.

Santander ha reaccionado a la ofensiva de La Caixa, pero se ha encontrado con que la caja está siendo un hueso duro de roer. Ahí está la batalla que mantienen en el segmento de fondos garantizados, un producto que ofrece seguridad a los clientes en su inversión y que deja un alto margen a las entidades que los comercializan. Eso, sin contar con el alto grado de vinculación de los clientes que los compran.

Líder en renta variable

Si en lo que va de año Santander se lleva la palma en la captación de garantizados de renta fija y deja a La Caixa en segundo lugar –el resto de los competidores está a años luz–, la entidad catalana es líder absoluto en los de renta variable, donde el grupo cántabro no compite. En el resto de categorías, las dos entidades se reparten siempre los dos primeros lugares.

Para La Caixa, el escenario no puede ser mejor. Con BBVA desaparecido en combate y Santander en pleno intento de reacción, su estrategia es de momento la ganadora. Cuando en septiembre del año pasado el grupo catalán reorganizó su gama de fondos para reducir el numero y evitar duplicidades, los dos grandes no imaginaban que el gran negocio de los fondos iba a dejar de ser cosa de dos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad