Seat dice ahora que el Q3 necesita congelación salarial por 2 años

stop

Sin título

19 de marzo de 2009 (17:28 CET)

La decisión adoptada por los trabajadores de Seat para conseguir el nuevo vehículo Q3 no es suficiente para la empresa. El presidente de la firma automovilística, Erich Schmitt , ha dejado claro que la congelación salarial que serviría para garantizar trabajo para la empresa debe ser de dos años y no de uno como ha votado la plantilla.

La Generalitat de Catalunya y la UGT estaban convencidas de que el éxito de la propuesta del sindicato que lidera Josep Maria Álvarez garantizaban la llegada del nuevo modelo de Audi a la fábrica de Martorell. CCOO, por el contrario, defendía que el desarrollo del Q3 no era un problema de costes salariales y que la exigencia a ultranza de la congelación salarial era una apuesta política para tener un modelo que seguir en el resto de la negociación colectiva.

A pesar de que Schmitt calificó de "paso hacia delante" que los trabajadores estén dispuestos a una congelación, reiteró la necesidad de "dos años sin aumentos" y recordó que, de todos modos, la compañía espera una respuesta "unitaria y clara" del comité intercentros para poderla trasladar a Volkswagen.

El 65% de los trabajadores de Seat que votaron en el referéndum del miércoles dieron el sí a una propuesta de Seat que contemplaba congelación salarial durante 2009 y un aumento del 50% del IPC previsto en el 2010. En este sentido, el vicepresidente de Recursos Humanos de Seat, Ramón Paredes, certificó que el resultado del referéndum "no es vinculante" y que la propuesta a la dirección debe llegar a través de un documento conjunto que agrupe a la mayoría de miembros del comité para que pueda ser presentada ante el consorcio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad