Seat echa a 330 empleados por improductivos

11 de enero de 2010 (17:14 CET)

El recorte de plantilla llega en Seat a los empleados indirectos, es decir, aquellos que no tienen una actividad vinculada a la producción.La salida de los empleados, que suponen el 6% de los indirectos de Seat, también busca aumentar la eficiencia y la eficacia en estas áreas, ya que la compañía considera que la productividad de los empleos directos --los de fábrica-- ha crecido muy por encima que la de los indirectos en la última década, tal como avanzó Economía digital.

Paralelamente, la factoría prevé la incorporación de más de 150 trabajadores indirectos a lo largo de 2010 para elevar el perfil de la plantilla y poder formar un equipo que lleve a cabo la estrategia del nuevo presidente, James Muir, de reconvertir Seat en una marca con personalidad y remontar las ventas.

La decisión ha sido calificada de "purga" por parte del presidente del comité de empresa de la sociedad, Matías Carnero.

Por otra parte, las ventas de Seat durante el año pasado sumaron 336.000 unidades, lo que supone un descenso del 8,7% respecto a las del año anterior.

El plan del nuevo equipo directivo de la filial de Volkswsagen prevé que la marcha de los trabajadores, ya seleccionados, sea mediante acuerdos individuales en las indemnizaciones, que podrían rondar los 100.000 euros de media por persona, según cálculos de la empresa.

A la prejubilación podrán acogerse aquellos trabajadores que tengan un mínimo de 57 años, lo que supondrá unas 130 personas del total de afectados.

La decisión ha sido considerada por Matías Carnero, presidente del comité de empresa como una "purga".

Por otra parte, se ha conocido este lunes que Seat vendió en todo el mundo 336.600 vehículos durante el pasado año, lo que representa una disminución del 8,6% en comparación con las entregas contabilizadas en el ejercicio precedente.

Volkswagen explicó que este descenso de las ventas mundiales de Seat es consecuencia de la debilidad del mercado automovilístico español, que cerró el 2009 con un retroceso del 18%. En cambio, Seat aumentó sus matriculaciones en mercados clave como Alemania, Francia o México.

En conjunto, el consorcio de Wolfsburg registró el pasado año un volumen de ventas en todo el mundo de 6,29 millones de unidades, lo que representa un ligero incremento del 1,1% respecto del 2008 y un récord para el primer fabricante de automóviles de Europa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad