Seat multiplicó por cuatro sus pérdidas operativas en 2009

11 de marzo de 2010 (11:10 CET)

La firma automovilística Seat, perteneciente al grupo Volkswagen, tuvo unas pérdidas operativas de 339 millones de euros durante el pasado ejercicio, lo que supone multiplicar por más de cuatro los 'números rojos' de 78 millones de euros contabilizados en 2008, según datos de la multinacional alemana.

   La corporación con sede en Wolfsburg explicó que este aumento de las pérdidas operativas durante el año precedente fue consecuencia de la debilidad del mercado español, que anuló la subida de sus entregas en otros mercados estratégicos como Reino Unido o Alemania.

   Volkswagen señaló que su filial española se vio especialmente afectada por la crisis y afirmó que la situación del mercado español tuvo un impacto especialmente negativo sobre Seat, a pesar del programa de mejora y de crecimiento que está llevando a cabo la firma de Martorell.
   La facturación de Seat se situó en 4.561 millones de euros entre enero y diciembre del pasado año, lo que se traduce en una reducción del 12,2% en comparación con la cifra de negocio de 5.196 millones de euros contabilizada durante 2008.  

   Asimismo, la compañía que preside el británico James Muir registró un volumen de ventas de 319.000 unidades, lo que representa una disminución del 15%, mientras que las entregas de automóviles a clientes fueron 337.000 unidades, un 8,5% menos que el año precedente.
   En 2009, Seat registró un volumen de producción de 308.000 unidades, lo que se traduce en una disminución del 19,2%, frente a las 381.000 unidades que salieron de la línea de montaje de esta instalación durante 2008.

   La planta de Martorell fabricó 173.715 unidades del modelo Ibiza en 2009, lo que supone un descenso del 9,7% y le sitúa como el automóvil más popular de la marca, mientras que la segunda posición recayó sobre el León, con 66.368 unidades, un 31% menos, mientras que el tercer modelo más fabricado fue el Altea/Toledo, con 33.362 unidades, un 44% menos.

Volkswagen gana menos

   El grupo con sede en la ciudad alemana de Wolfsburg confirmó , en la conferencia de anual de prensa de la compañía, los resultados económicos correspondientes a 2009 presentados el pasado 26 de febrero y que contabilizaban un beneficio neto de 960 millones de euros, lo que supone una fuerte disminución del 79,8% en comparación con las cifras del año anterior.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad