Seat por fin lo consigue: 32.000 camiones menos en las carreteras

stop

Arranca el transporte ferroviario de piezas entre Zona Franca y Martorell

Sin título

04 de junio de 2009 (18:57 CET)

Era una petición largamente planteada desde la dirección de Seat: conseguir la conexión por vía férrea desde las plantas de Zona Franca y Martorell, lo que mejorará la rentabilidad de las plantas catalanas. Hace cuatro años se firmó el acuerdo y ahora parte del pacto se ha cumplido. Unos 32.000 vehículos pesados que se estima que dejarán de circular por las carreteras del área metropolitana de Barcelona gracias a la puesta en marcha de un nuevo servicio ferroviario que conecta las plantas de Seat en Martorell y la Zona Franca para permitir el transporte de piezas entre ambas factorías.

El director general de Transport Terrestre de la Generalitat, Manuel Villalante, ha manifestado a Economia Digital que lo conseguido da aire a un estudio que constata que la mejora d ela red viaria actual podria reducir en 189.400 camions el tráfico de las carretgeras catalans cada año.

Se trata de una apuesta por la sostenibilidad que permitirá transportar piezas de automoción entre las dos plantas de la empresa a través de un corredor ferroviario de 40 kilómetros de Adif, nuevos tramos habilitados y otras vías acondicionadas en el interior de las instalaciones de Seat.

“Habrá 6 viajes diarios entre las dos plantas”, ha informado Ramón Paredes, vicepresidente de RRHH de Seat, “lo que se traduce en 1.344 circulaciones al año, que suponen un volumen de transporte de un millón de metros cúbicos de piezas de automoción”.

FGC ha invertido 8,6 millones de euros en un servicio ferroviario cuyo coste asumirá CARGOMETRO, una sociedad participada en un 51% por FGC, 25% por Renfe Operadora y 24% por parte de la empresa privada COMSA Rail Transport (CRT).

A la puesta en marcha de este servicio acudieron además Joaquim Nadal, Conseller de Política Territorial i Obres Públiques, Joan Torres, presidente de FGC, Francisco Bonache, director general del servicio de Mercancías de Renfer Operadora y Josep Miarnau, presidente del consejo de administración de COMSA Rail Transport (CRT).

“El tiempo nos llevará a reconocer que la capacidad de las carreteras es limitada”, ha apuntado Joaquim Nadal, “Ésta es una muestra de la apuesta decidida que hace el Govern por el ferrocarril y que queremos poder ampliar a otras factorías de la Zona Franca”.

Este nuevo servicio ferroviario complementa al ya existente entre la planta de Martorell y el puerto de Barcelona para el transporte de vehículos ya completos. Si le sumamos el impacto de este otro corredor ferroviario, el número de vehículos pesados que dejarán de circular por las carreteras del área metropolitana asciende a 57.000.

El nuevo servicio entre las plantas de Martorell y la Zona Franca arranca a un 50% de su capacidad y no será hasta 2010 cuando toda la infraestructura esté completamente operativa. Entre los planes a medio plazo se ha planteado la posibilidad de crear también un servicio de transporte ferroviario para los trabajadores entre las dos plantas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad