SegurCaixa opta a conseguir las pensiones de Fenosa

03 de mayo de 2010 (18:11 CET)

Una de las prioridades estratégicas de VidaCaixa, de SegurCaixa Holding (controlada por La Caixa a través de Criteria), es conseguir la gestión de los planes de pensiones de empresa de la antigua Unión Fenosa, según informa Madrid Capìtal, con lo que esta empresa seguiría la estela de otras que están en la órbita de la Caixa.

A nadie se le oculta que el objetivo de SegurCaixa clave es crecer en el mercado de los planes de pensiones de empleo aprovechando las oportunidades que ofrecen las participadas de la primera caja de ahorros de España y su control sobre la mayor corporación industrial y financiera del país. Tras hacerse con la gestión del plan de pensiones de los trabajadores de Retevision, una vez culminada la adquisición de esta empresa de telecomunicaciones por Abertis, la aseguradora de la Caixa se plantea conseguir el plan de la antigua Fenosa.
Gas Natural, cuyo plan de pensiones de empleo cambió de entidad gestora del BBVA a VidaCaixa, absorbió Unión Fenosa el pasado año. Y ahora ultima la inclusión del plan de pensiones de la eléctrica controlada antes por el Santander (y que es todavía la gestora) al de Gas Natural. La normativa vigente establece que cuando dos empresas con planes de pensiones de empleo se fusionan deben unificar estos instrumentos de previsión en un plazo máximo de un año.

La conquista del plan de pensiones de Unión Fenosa supondrá para VidaCaixa un buen empujón, ya que la eléctrica mueve 280 millones de euros en este instrumento de previsión, lo que sería una pérdida para el Santander, ya que operaciones como éstas suponen escalar o bajar de golpe varias posiciones en el ranking de gestoras de fondos de pensiones.
Unión Fenosa supondrá también, en cierto modo, la culminación de una etapa de muchas conquistas de planes de pensiones de empleo para VidaCaixa. No todas propiciadas por el hecho de ser La Caixa el principal accionista de las empresas implicadas.

SegurCaixa Holding, el grupo asegurador de La Caixa, obtuvo un beneficio neto consolidado de 51,9 millones de euros en el primer trimestre del año, un 6,5% más respecto al mismo periodo de 2009, según informó hoy en un comunicado.
El volumen total de primas y aportaciones del grupo se situó en los 1.294,3 millones hasta marzo, un 2% más. Por negocios, destacó la evolución del negocio del riesgo, en el cual todos los ramos crecen dos dígitos, con especial contribución del negocio de autos y salud, con incrementos en el primer trimestre del 94,8% y 36,3%, respectivamente.

En el ámbito del ahorro, el resultado trimestral fue de 979 millones en primas y aportaciones, un 3,2% menos que hasta marzo del pasado año, aunque el grupo destaca que estos primeros tres meses del año se mantuvieron los altos volúmenes de comercialización tras un extraordinario 2009.

El número de clientes individuales ascendió a más de 3,4 millones, un 6% más respecto al primer trimestre del 2009, mientras que el número de clientes superó las 47.000, un 22% más.
SegurCaixa Holding gestionó un volumen de recursos a clientes cercano a los 32.000 millones, un 11% más.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad