Sharp podría reducir un tercio su plantilla

stop

Sin título

21 de abril de 2009 (21:49 CET)

La crisis ha llegado también a la electrónica de consumo. Sharp tiene en estudio una reducción de personal que podría oscilar entre las 150 y las 200 bajas, de la plantilla actual de 700 personas. Actualmente la dirección de la multinacional japonesa está en conversaciones con los sindicatos, pero sin que de momento se hayan propuesto medidas traumáticas, como la citada en el párrafo anterior. Fuentes sindicales, consultadas por ED, han manifestado desconocer que haya ningún plan de reestructuración en Sharp. “La empresa no nos ha dicho nada al respecto”, ha dicho un alto dirigente de la federación de industria de CCOO.

Las conversaciones actuales están orientadas a conseguir que los trabajadores abandonen la producción 10 días más en este primer semestre para afrontar la caída de ventas. “La idea que nos han trasladado ha sido ampliar los paros pactados10 días más” ha explicado un responsable de CCOO. Sharp pactó con la representación social un plan que permite, sin tener que formalizar un Expediente de Regulación de Empleo, que la plantilla no vaya a trabajar durante 20 días en el primer semestre y que estos días se recuperen en el segundo semestre. Ahora ya serían 30.

Reducción de hasta un tercio

No obstante, ED ha podido saber que la multinacional estaría estudiando la reducción de personal de hasta un tercio de su actual plantilla, aunque diesen fruto los esfuerzos de la actual dirección por diversificar la gama de productos que se fabrican en Sant Cugat. De hecho, Sharp estaría estudiando en estos momentos el desarrollo de otros productos, como por ejemplo material para las placas solares, un sector con amplia demanda en el que la tecnología de esta compañía japonesa es puntera.

Sharp considera que, en cualquier caso, su plantilla actual estaría sobredimensionada y que haría falta un recorte profundo, más allá de las medidas de flexibilidad pactadas, para garantizar la rentabilidad de su factoría catalana.

El pasado 2 de abril se produjo un relevo en la máxima dirección europea de la multinacional: Hiroshi Sasaoka fue nombrado nuevo presidente y consejero delegado de Sharp Electronics Europe, en sustitución de Toshiyuki Tajima, que volverá a Japón como asesor para la división europea de la multinacional, según informó la propia empresa en un comunicado.

Sasaoka se convierte de esta manera en el máximo responsable de la actividad de la multinacional en Europa y, por tanto, de las plantas de Sharp en Francia, Polonia, Gales y España, ésta última dedicada hasta ahora en exclusiva a la fabricación de televisores LCD.

En sus primeras declaraciones, Sasaoka aseguró que su intención era ampliar el mercado de la marca, especialmente en las áreas de negocio de televisores LCD, sistemas solares e impresoras y copiadoras digitales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad