Si compra el piso al banco, la hipoteca le sale un 30% más barata

stop

Sin título

16 de enero de 2010 (10:57 CET)

Lo denunció hace un tiempo el presidente de los promotores catalanes. Enric Reyna dijo más o menos que los bancos hacían competencia ilícita a los profesionales de la construcción. Ahora, se le ha puesto cifras a esta competencia: los expertos del sector inmobiliario calculan que el coste hipotecario de un piso medio comprado a la banca es un 30% inferior al del mismo inmueble adquirido a un promotor y financiado en la misma entidad, según publica el diario Expansión.

El objetivo de bancos y cajas: deshacerse del importante volumen de ladrillo que han tenido que tragar desde que explotó la burbuja inmobiliaria. El tiempo apremia aún más si se tiene en cuenta que ahora las entidades tendrán que aumentar las dotaciones a provisiones desde el 10% al 20% del valor de tasación de las casas cuando haya transcurrido un año desde su apunte en el balance.

En concreto, la banca cobra un interés del 2,5% a sus pisos cuando al resto le exige un 5%, de media, según las estimaciones de la consultora R. R. de Acuña & Asociados, calculadas a partir de las últimas cifras disponibles de la Asociación Hipotecaria Española, del Colegio de Registradores (referentes al tercer trimestre de 2009) y de su propia base de datos.

"Los bancos están cobrando por sus pisos las ofertas que anuncian, de media, pero introducen una prima de riesgo a las hipotecas del resto de inmuebles", explica Fernando Rodríguez de Acuña Martínez, del departamento de análisis de la consultora.

Así, para dos pisos iguales de 200.000 euros, hipotecados ambos al 80% por 25 años, la cuota hipotecaria mensual del inmueble que vende la entidad financiera sería de 717,79 euros, y la de la casa comprada en el resto del mercado, 935,34 euros. Un 30,3% más. Cada año, pagarían 8.613,5 euros y 11.224 euros, respectivamente.

Al final del periodo de amortización, el comprador de la vivienda perteneciente a la entidad financiera acabaría pagando 215.337 euros de hipoteca, y el dueño del otro piso, 280.602 euros. Ni más ni menos que 65.265 euros de diferencia hipotecaria por un piso medio. Esa diferencia daría para pagar una VPO en algunos municipios. En el caso de una casa de 400.000 euros, un préstamo costaría 130.530 euros más que el otro. Y así sucesivamente...

Todo esto sin tener en cuenta que, por lo general, la banca da el 100% de financiación a sus inmuebles y no más del 80% al resto. De hecho, según el Banco de España, sólo un 11,2% de los préstamos hipotecarios concedidos en el segundo trimestre de 2009 superaron ese umbral.

"Rotundamente afirmamos que perjudica el mercado de transacciones inmobiliarias y distorsiona la libre competencia en el mismo", señala Joan Ollé Bertrán, presidente del Colegio de Apis de Cataluña, en una tribuna publicada en su web (www.ollebertran.com).

Ollé denuncia, incluso, que en algunos casos "los propios empleados del banco o caja, ante la petición del cliente le aconsejan redireccionar su búsqueda hacia inmuebles de su institución".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad