Spanair da por fallida la entrada en su capital de empresarios canarios

stop

Sin título

29 de septiembre de 2009 (14:11 CET)

La entrada de accionistas canarios en el capital de Spanair ha quedado prácticamente desestimada, según admiten fuentes de la compañía aérea de capital catalán. Antes del verano se produjeron contactos entre un grupo de empresarios isleños y la dirección de la sociedad aérea. Fruto de dichas conversaciones el presidente de Spanair se trasladó a las islas para negociar directamente. Las dos partes decidieron que a finales de agosto se haría pública la resolución.

La impresión que tiene Spanair respecto a la entrada de nuevos accionistas canarios en su capital no es tan acentuada entre el empresariado de las islas. En este sentido, Juan Antonio Rosado, vicepresidente de la patronal Asociación Hotelera y Extrahotelera de la provincia tinerfeña (Ashotel), Juan Antonio Rosado ha declarado a Economía Digital que “en estos momentos podríamos decir que el asunto está en stand by, parado”. Según Rosado, en los meses previos a agosto, se trató de la entrada en el capital de Spanair, pero la operación tenía diversos frentes. Por una parte, la presencia en el consejo de administración de la compañía catalana de uno o dos miembros del grupo canario. Por otra, un acuerdo con organismos públicos, como el Cabildo de Tenerife y la Cámara de Comercio para que “Spanair pusiese en marcha en las islas algún Hub, que concentrase los vuelos entre las islas” .

Desde Spanair se coincide en este punto y se afirma que “al parecer querían que se pusiese en marcha un mecanismo que desde Canarias permitiese las conexiones con África y América. Nosotros dijimos que si la Administración quería una cosa así debería también aportar fondos...”.

Spanair tiene en estos momentos un flanco abierto en Canarias y es la limpieza de los aviones que hacen escala en los aeropuertos del archipiélago, ya que la empresa que realizaba estas tareas, Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) comunicó que a partir del 1 de octubre rescindirá el servicio que prestaba a la sociedad catalana, lo que afecta a unos 80 empleados. Desde Spanair se ha asegurado que sea como sea sus aviones viajarán limpios.

Por otra parte, la empresa aérea sigue en su empeño de lograr el desembolso de los 35 millones de euros que quedaron sin aportar en la última ampliación de capital. Esta aportación se debería hacer antes del 31 de diciembre próximo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad