Spanair perdió 120 millones en 2009

stop

La línea aérea tiene pendiente reducir unos 300 puestos de trabajo

Sin título

24 de febrero de 2010 (17:05 CET)

Spanair, tuvo durante el año 2009 unas pérdidas operativas de 120 millones, “aunque las cifras exactas no están cerradas” dijo su presidente Ferrán Soriano. Los números rojos de la línea aérea se han producido en parte por la importante reestructuración acometida este año, que por otro lado ha supuesto también un ahorro de 92 millones en diferentes aspectos de su actividad.

Este año 2010, considerado por Soriano como el de la consolidación, no supondrá dejar las cifras negativas, aunque estas caerán en picado, si se cumple el plan de empresa de la sociedad. Así, la previsión es cerrar el ejercicio con 30 millones en negativo,situar el balance en equilibrio en 2011 y ganar 130 millones en EBITDA en 2012, lo que se traduciría en un beneficio final de 30 millones .

La aerolínea Spanair ha dado por cerrada la parte más importante de su reestructuración y encara la segunda y tercera etapas: consolidación y relanzamiento. Con un imprescindible powerpoint de fondo, el presidente de la empresa, Ferran Soriano desgranó ante la prensa los nuevos pasos de la sociedad que3 tiene como misión convertir a Barcelona en un HUB que centre en la capital catalana un número creciente de vuelos nacionalies e intercontinentales.

Antes, Soriano se esforzó por aclarar lo que considera malentendidos. El primero los movimientos que ha realizado la empresa en las últimas horas. Recordó que la empresa tiene actualmente un capital social de 100 millones de los que 80 son de la empresa Ieasa y 20 de SAS, la antigua propietaria de Spanair. “Para afianzar el crecimiento hemos convocado una ampliación de capital de 50 millones”, dijo. Reiteró que el Institut Català de Finances “no pone ni un euro” en la ampliación, aunque afianza la operación y pondría el dinero que no asumiesen los nuevos o viejos accionistas.

Asumió Soriano que de los 50 millones de la ampliación “tenemos identificados posibles accionistas por 30 millones”, aunque no quiso dar nombres. De los actuales accionistas sólo citó Soriano a Fira de Barcelona de la que afirmó que podría ampliar su participación.

También vinculó el presidente de Spanair el crédito apalabrado con diversas entidades al esfuerzo de relanzamiento de la sociedad. Este préstamo sindicado, si todo termina bien ascenderá a 50 millones.

A pesar de que indirectamente las administraciones públicas tienen una presencia significativa en Spanair, Soriano negó rotundamente que la empresa crezca a la sobra de la administración. “El capital que directa o indirectamente está relacionado con las administraciones no llega al 5%”, dijo.

La empresa aérea anunció un conjunto de vuelos que tienen como destinos poblaciones de la ribera del Mediterráneo, con el objetivo confeso de equilibrar la gran dependencia del mercado español.

Aunque la parte más importante de la reestructuración de Spanair se considera cerrada, los directivos de la compañía aún tienen frentes abiertos. Uno es una reducción de aproximadamente el 10% del colectivo de mecánicos, que agrupa a unas 200 personas. Las condiciones serian parecidas a las aplicadas a pilotos y personal de cabina. En su conjunto Spanair emplea actualmente a 2.500 personas y en los planes de la sociedad la plantilla final no superaría las 2.200, por lo que “sobran” aún 300.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad