Spanair se abre a una “venta de acciones popular”

18 de febrero de 2009 (08:19 CET)

La línea aérea de bandera de Cataluña, Spanair, quiere que en su accionariado entren nuevos socios. La compañía quiere ser accesible para todo tipo de bolsillos por lo que, según expresó ayer en una charla en ESADE el presidente Turisme de Barcelona, Joan Gaspart, se llevará a cabo una ampliación de capital bastante particular.

Se trata de una emisión de obligaciones por valor de 200 euros, 400 euros y 800 euros, en lo que Gaspart calificó como una “venta de acciones popular”. Se quiere que Spanair implique “muchos pequeños, muchos medianos y muchos grandes empresarios” afirmó Gaspart. Es una “operación de riesgo”, agregó, lo que le da “un mérito complementario”.

Gaspart reiteró que Spanair, adquirida por un grupo de inversores catalanes liderado por Catalana d’Iniciatives –participada en un 27% por la Generalitat y el Ayuntamiento– y Turisme de Barcelona, suponía la “la última posibilidad del empresariado catalán a corto plazo para comprar una aerolínea”.

El presidente de Turisme insistió en que se “buscará la rentabilidad por encima de todo” y se defendió de las acusaciones de politización de la operación diciendo que Caja Madrid había invertido en Iberia por orden de la Comunidad de Madrid. “Ni los pilotos irán con barretina ni sonará el himno de Els Segadors al entrar en el avión”, bromeó.

Así mismo defendió que la compra de Spanair fortalece el Aeropuerto del Prat ya que Spanair forma parte de la red de compañías Star Alliance, que apuesta por Barcelona como centro de interconexión de vuelos (hub) internacional, lo que supondría establecer líneas directas entre Barcelona y las principales ciudades de Europa del Este --como Budapest, Bucarest, Moscú o San Petersburgo--; Oriente Medio --como Kuwait, Dubai o Riad--; el Norte de África --como Casablanca, Trípoli, Argel o Abu Dhabi--; o Asia --como Estambul, Bangkok o Singapour--.

Por otra parte, la aerolínea ha decidido el traslado de sus funciones desde la Terminar 3 a la Terminal 2 de Barajas. La compañía pretende concentrar la salida de la mayoría de sus vuelos desde las puertas de embarque 'D' --siempre que las circunstancias del tráfico lo permitan-- de dicha terminal, próximas al control de seguridad y a la sala VIP, y agilizar el servicio de cara a los clientes.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad