Stiglitz, Nobel de Economía, asegura que la crisis empeora

stop

Sin título

11 de marzo de 2009 (18:26 CET)

El premio Nobel de Economía 2001, Josep Stiglitz, ha señalado que el plan de rescate de 700.000 millones de dólares puesto en marcha por la Administración de Estados Unidos es "mejor que nada, pero no soluciona realmente la raíz del problema". Aunque Stiglitz considera que las medidas de este paquete son mejores que las dispuestas en 2008, "no es suficiente y la crisis será peor".

El economista estadounidense se desmarca con sus últimas declaraciones de la tendencia optimista que se respira en los mercados desde el pasado lunes, cuando el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, apuntaba que la crisis se acerca a un punto de inflexión ya que existen indicios que hacen pensar en una recuperación económica. Un día más tarde su homólogo estadounidense, Ben Bernanke, seguía la estela de optimismo de Trichet y señalaba que la recesión podría acabar a finales de 2009.

Según ha explicado el académico estadounidense en una entrevista concedida al diario brasileño O Estado de Sao Paulo, "debemos las cosas en perspectiva. Bush estaba paralizado y las cosas empeoraban cada día sin que hiciera nada. Hoy tenemos un paquete mucho mejor que la respuesta de 2008. Pero no es suficiente y la crisis será peor".

Stiglitz señaló que el paquete estadounidense de rescate económico del presidente Barack Obama de más de 700.000 millones de dólares es "mucho mejor que la respuesta de 2008", pero "no es suficiente y la crisis será peor". Alertó además que pese a que "hay un acuerdo global de no recurrir al proteccionismo" muchos paquetes de auxilio "tienen medidas proteccionistas en su base y quien más sufrirá serán los países en desarrollo".

En este sentido el economista estadounidense señala que "muchos países emergentes se han convertido en víctimas inocentes de la crisis. La ironía es que mientras el gobierno estadounidense daba lecciones sobre reglas e instituciones en los países emergentes, sus políticas eran un fracaso total. A causa de eso, la crisis es hoy severa en todo el mundo y países como Brasil van a sufrir de verdad".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad