The Economist augura el fin de las cajas de ahorro en España

stop

Sin título

20 de noviembre de 2009 (11:00 CET)

Las cajas de ahorro tienen el futuro comprometido en España. Esto es lo que opina la revista liberal británica y cree que también sufrirá la banca. A pesar de los buenos resultados que algunos bancos han obtenido durante el tercer semestre de este año, con ganancias netas individuales que rozaron los 4.000 millones de euros en algunos casos. El hecho de que la recesión en España será más prolongada que en otras partes forma parte del núcleo del problema.

Respecto a los bancos The Economist cree que la mayoría de los bancos enfrentan una disminución de sus márgenes y cada vez menos volumen de préstamos, lo que en poco tiempo "estrangulará sus resultados", opina la revista, y hace hincapié en los efectos que sobre el sector tendrá el incremento del desempleo cuando este alcance el tan temido 20%.

'La revista añade el futuro de las 45 cajas de ahorro que existen en el país es aún peor que el de los bancos comerciales. La razón es que no han podido competir con los grandes bancos locales y sólo se han conformado con obtener una pequeña cuota del mercado.

El problema de las cajas, según el semanario, es que durante una década financiaron el "boom" de la construcción, aprovechando su fuerte presencia local, y ahora poseen el 56% de los préstamos hipotecarios del país, mientras que el 20% de sus activos provienen de los préstamos hechos a los promotores inmobiliarios.

Tras la explosión de la burbuja, las cajas no sólo tuvieron que absorber el 5,2% de préstamos dudosos, frente al 4,4% de los bancos, sino también deshacerse de la mayoría de sus filiales que estaban extendidas a lo largo y ancho del territorio español.

Para la revista, las cajas aún no tienen problemas de solvencia, pero los tendrán en breve y tendrán que recurrir al dinero público. Ninguna caja ha explotado aún el fondo de 99.000 millones de euros que el Gobierno ha puesto a disposición para reestructurar al sector, pero "el próximo año las cosas cambiarán", insiste el semanario. Su argumento se basa en las últimas declaraciones del gobernador del Banco de España, Miguel Fernández Ordóñez, quien ha previsto que un tercio de las cajas españolas desaparecerá o será absorbida por instituciones más sólidas, a más tardar en la próxima primavera.

Las fusiones entre las cajas de ahorro españolas son una buena noticia para los grandes bancos. Según los expertos citados por The Economist, el 20% de las cajas ahorro en España están dispuestas a ser absorbidas por instituciones más sólidas. Sin embargo, "esto no cambiará en mucho el balance de poder" en este ámbito, donde la más poderosa, La Caixa, pesa más, con sus participaciones accionariales que 25 cajas juntas.

The Economist concluye que la parálisis que está viviendo el sector de las cajas de ahorro en España sólo traerá mayores restricciones para el crédito y prolongará la recuperación para todo el sector. De hecho, se espera que el volumen de préstamos disminuya un 10 por ciento entre el 2009 y el 2011.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad