TMB cumplirá la ley, recortará horas extras y creará 600 puestos de trabajo

Sin título

14 de julio de 2009 (19:08 CET)

En línea con lo que el lunes avanzaba Economía Digital, la dirección de Transports Metropolitans de Barcelona ha comunicado al comité de empresa que reducirá las horas extras que hacían hasta ahora los conductores de autobuses de Barcelona a las que marca la normativa. Asimismo ha manifestado que facilitará que estos operarios puedan descansar 30 minutos diarios siempre que superen las seis horas de trabajo. Para cubrir ese volumen de trabajo extra, iniciará un plan de contrataciones que en cinco años supondrá el ingreso de 600 nuevos trabajadores a la empresa, según ha confirmado este martes la presidenta de TMB, Assumpta Escarp.

Las incorporaciones se realizarán a partir de un convenio con el Departament de Treball, que supondrá que los nuevos empleados procedan de empresas que “tengan concomitancia con la actividad de TMB”, dijo Escarp, que admitió que podrían ser, por ejemplo, afectados por Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) de Nissan o trabajadores autónomos.

TMB comunicó este martes al comité de empresa su decisión y le ha dado 15 días para llegar a un acuerdo. En caso contrario, ha reafirmado Escarp, “procederíamos a aplicar los cambios organizativos necesarios, aún sin acuerdo con el comité”. En este sentido, entre septiembre y octubre tiene que estar lista la reestructuración laboral.

Una vez aplicada la nueva norma, la semana laboral de los conductores será de 35 horas y 25 minutos a la semana, o 7 horas y 5 minutos diarios, lo que implica una reducción efectiva de 25 minutos de jornada laboral.

Para la empresa municipal su decisión es la única posible para aplicar los acuerdos a que se llegó después de la huelga que afectó al servicio en el año 2007. Según dijo Escarp en rueda de prensa, la dirección de TMB se ha visto obligada a poner el punto y final a unas negociaciones interminables -más 45 reuniones y más de un año de contactos infructuosos- tras la imposibilidad de llegar a un acuerdo hasta el momento.

Mientras la dirección de TMB considera que los trabajadores no se verán perjudicados por la reducción de tiempo de trabajo, el comité de empresa, en un comunicado emitido después de la reunión de hoy ha valorado el efecto de la reducción de horas extras en unos 3000 euros por empleado.

La empresa, por su parte no ha considerado que la contratación de 600 trabajadores suponga un incremento importante de su presupuesto, ya que paralelamente se reducirá lo que se gasta en horas extras.

400 empleados más para la línea 9


Por otra parte, en el mismo convenio al que se ha llegado con el departament de Treball, TMB incluirá la contratación de 400 trabajadores más destinados a la línea 9 de Metro de Barcelona. Así, pues, al final de este proceso, la plantilla se habrá incrementado en 1000 personas, tal y como aseguraba el lunes Economía Digital.

Los sindicatos han mostrado su oposición radical al recorte de horas extras y han amenazado con duras medidas en contra. Consideran que la dirección de TMB quiere aplicar unilateralmente el convenio. No obstante, Escarp dijo que el resto del articulado del acuerdo sigue en la mesa y que se intentará pactar. La empresa tilda la situación de “conflicto permanente” y critica al sindicato CGT, mayoritario en el comité de empresa, de no tener cultura de acuerdos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad