Todas las posibilidades abiertas en CCM

stop

Sin título

30 de marzo de 2009 (13:19 CET)

Los administradores nombrados por el Banco de España para gestionar a partir de ahora Caja Castilla-La Mancha (CCM), que fue intervenida esta fin de semana por el organismo supervisor, no descartan a priori ninguna solución a la falta de solvencia de la entidad financiera, pero buscarán la "menos gravosa" para el erario público, según fuentes del Ministerio de Economía.

De esta forma, los nuevos gestores de la caja manchega que van a actuar de forma "totalmente autónoma", no descartan ni la posibilidad de sanear la entidad para después venderla o facilitar la fusión con otra entidad, o bien liquidarla cuando todos sus compromisos con ahorradores e inversores estén cumplidos.

De momento, lo único que tienen claro es que adoptarán la solución que suponga menos dinero a los contribuyentes y la mejor salida para garantizar el interés de clientes, ahorradores, inversores y acreedores de Caja Castilla-La Mancha.

Las mismas fuentes explicaron que el Gobierno no contempla "para nada" que existan fallidos en una parte de los entre 2.000 y 3.000 millones de euros que inyectará el Banco de España a la entidad, por lo que insistieron en que, de momento, no se producirá ninguna inyección de dinero público ni se puede calificar la operación como una nacionalización de la caja.

Por su parte, fuentes del Banco de España indicaron a Europa Press que los administradores no tienen un tiempo prefijado para adoptar una decisión, pero precisaron que intentarán buscar una salida cuanto antes y que la liquidación de la caja será "la última de las opciones posibles". "Buscarán cualquier solución que sea posible antes que recurrir a la liquidación (de la CCM)", añadieron.

Por su parte, La Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) expresó su respaldo a la decisión del Banco de España de intervenir Caja Castilla-La Mancha, al tiempo que defendió "la fortaleza y solidez" de las cajas para afrontar la crisis económica.

La organización que preside Juan Ramón Quintás manifestó en un comunicado su respaldo a la decisión del Banco de España de "ayudar" a Caja Castilla-La Mancha, y ofreció su total colaboración a las autoridades durante este proceso.

Vea el anuncio de la intervención publicado en el BOE y remitido a la CNMV: Anuncio I, Anuncio II
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad