Toshiba y Sony Ericsson, hundidas en números rojos, preparan nuevos despidos masivos

stop

Nokia gana un 90% menos que hace un año

Sin título

17 de abril de 2009 (10:59 CET)

Los bienes de consumo duraderos, como los electrónicos, son los primeros en notar la caída de la demanda. Dos grandes empresas del sector, la japonesa Toshiba y la sueco-japonesa Sony Ericsson, han padecido en sus propias carnes ese frenazo de las ventas y sus cuentas se han hundido en los números rojos. Esto ha obligado a las dos compañías a anunciar despidos masivos en todo el mundo.

Por una parte, Toshiba calcula que, el 31 de abril, cerrará el año fiscal con unas pérdidas de 2.700 millones de euros, muy por encima de los 2.160 previstos inicialmente. Por ello, el consorcio japonés despedirá a 3.900 trabajadores temporales, que se sumarán a los 4.500 interinos o con contratos a plazos a los que ya no se ha renovado en los últimos meses.

Sony Ericsson no está en mejor situación. El grupo sueco-japonés ha anunciado que suprimirá 2.000 puestos de trabajo más, medida incluida dentro de un nuevo plan de ahorro de costes, el tercero de la compañía en sólo un año. El grupo calcula que con el nuevo plan se ahorrará 200 millones.

Pero esta vez, la situación es más delicada, ya que el fabricante de teléfonos móviles perdió 293 millones de euros hasta marzo, cifra que contrasta con las ganancias de 133 millones que obtuvo en el mismo periodo del año pasado.

La compañía sueco-japonesa anunció en verano pasado el primer programa de ahorro, perseguía una reducción de costes de 300 millones de euros, que incluía 2.000 despidos y que ya se ha completado. El segundo puso en marcha hace tres meses y Sony Ericsson persigue ahorrarse 180 millones.

De momento, el único gran gigante electrónico que aún no ha perdido dinero con la crisis es Nokia. Pero sí ha visto cómo sus beneficios caían a plomo. La compañía finlandesa ganó 122 millones de euros en el primer trimestre de 2009, un 90% menos que el año anterior. No obstante, la cifra de negocio se redujo sólo un 26,7%, hasta los 9.274 millones.

No obstante, la multinacional espera que las ventas del conjunto del sector se mantengan en niveles similares durante el segundo trimestre de 2009 o ligeramente por encima y espera un pequeño incremento de su cuota de mercado, tanto en el segundo trimestre como para el conjunto de 2009. Y eso, a pesar de que las ventas de móviles caerán un 10% respecto a 2008.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad