Trabajo para los pies a ABC y limita el ERE

Sin título

18 de mayo de 2009 (19:31 CET)

El diario ABC negocia hace casi un mes una salida para la que considera apurada situación económica de este rotativo del grupo Vocento. Lo que era el plan inicial de la empresa consistente en un total de 238 rescisiones de contratos, equivalentes al 52% de la plantilla del rotativo queda a expensas de la negociación.

Dos hechos han sido capitales en el proceso. El primero, el ámbito del diario ABC, que afecta a diversas autonomías, con lo que el organismo decisorio sobre expediente de regulación es el ministerio de Trabajo. El segundo elemento es que la empresa declaró beneficios el año pasado, con lo que de aceptarse la supresión de contratos se abriría un precedente que podría afectar a otras empresas que operan en diversas autonomías y que también han amagado con expedientes, a pesar de haber declarado beneficios.

Fuentes del comité de empresa de ABC han explicado a ED que ante la posición de la compañía “planteamos cuestiones básicas que no han sido resueltas”. Una de estas cuestiones afecta a la joya de la corona: el diario ABC de Sevilla, “es propiedad de una empresa diferente pero se nutre aproximadamente en un 70% de los contenidos del ABC general”, explican los periodistas consultados. La sociedad propietaria no ha contestado a la pregunta de cuanto factura el ABC general al sevillano y porqué no figuran los datos en la memoria justificativa de la reducción de personal.

Desde el ministerio de Trabajo se han tomado cartas en el asunto, de forma que un alto cargo del departamento realiza desde hace casi 30 días tareas de mediación. El ministerio ha instado a las partes a llegar a un acuerdo a partir de dos premisas. La primera es que las bajas sean voluntarias e incentivadas. En este sentido, se barajan soluciones que superarían los 40 días por año trabajado como indemnización, aunque la empresa quiere poner topes, por ejemplo habla de 2 años como limite superior.

En segundo lugar el ministerio se escuda en la explicación inicial de ABC, que justificó su petición de expediente por la caída de la publicidad, para sugerir que si se realiza un expediente sea temporal, porqué así califica la caída de los ingresos por el descenso de los anuncios. En este sentido, los trabajadores que voluntariamente no quedasen incluidos en las bajas, serían, según los últimos datos de la negociación, incluidos en un ERE temporal destinado a aliviar la situación por la que ABC dice pasar. “Se trataría un ERE de entre 8 y 12 meses”, afirman fuentes sindicales.

En el proceso de negociación no sólo están incursos los trabajadores de ABC Madrid, sino también los de los cuadernillos de otras comunidades, a excepción de Sevilla y Valencia que formalmente son empresas independientes aunque vinculadas también al grupo Vocento.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad