Trapsa, empresa de Díaz Ferrán, también hará huelga por impago de nóminas

stop

Sin título

04 de noviembre de 2009 (16:55 CET)

Los problemas en el Grupo Marsans, propietada de Gerardo Díaz Ferrán, se acumulan. A pesar de que hace unas semanas, Díaz Ferrán declaró en Antena 3 que la única empresa que tenía problemas era Air Comet, al al conflicto con los trabajadores de la aerolínea, a quien les deben aún cuatro mensualidades, algo que se podría resolver en breve si la empresa firma ya el crédito puente que busca desde hace semanas, se ha sumado ahora una huelga convocada por los trabajadores de Trapsa en Canarias por el mismo motivo que en la aerolínea: el impago de las nóminas.

Trapsa es una empresa dedicada al transporte terrestre de pasajeros, propiedad al 100% del Grupo Marsans, que opera en varias provincias españolas, como Madrid y Guadalajara. En este caso, la huelga se ha convocado para el 6 de noviembre en Tenebus, Juticar y Autrocris, sociedades de Trapsa que ofrecen servicios turísticos discrecionales en la isla de Tenerife.

La razón es la misma que provocó las movilizaciones en Air Comet: la empresa debe a los trabajadores las nóminas de septiembre y octubre así como la mitad de la paga extra de julio. Según fuentes sindicales consultadas por ED, las personas afectadas por el impago podrían ser entre 150 y 200.

Y, como en el caso de Air Comet, Díaz Ferrán, o sus representantes, tendrán que negociar a contrarreloj para evitar el paro y, quizá, buscar nuevas fuentes de financiación para pagar los salarios atrasados.

No es el único conflicto a la vista en el transporte por carretera que puede afrontar la empresa de Díaz Ferrán. Los trabajadores de Autobuses Urbanos del Sur, Busursa, empresa también propiedad del grupo del presidente de la CEOE, y que opera en las localidades del sur de Madrid, tienen que decidir si convocan una huelga en este caso por incumplimento de los acuerdos de contratación.

Los problemas financieros del Grupo Marsans, pues, no hacen más que incrementarse, y ponen en una delicada situación a Gerardo Díaz Ferrán, el máximo representante de los empresarios españoles, que poco hace o puede hacer para mantener las cosas en orden en su grupo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad