Trichet anuncia el fin de las ayudas a los bancos

stop

Mejoran las previsiones de crecimiento

03 de diciembre de 2009 (16:52 CET)

Jean Claude Trichet, ha hecho este jueves dos anuncios que podrían ser considerados como dos buenas noticias. Por una parte, el presidente del Banco Central Europeo (BCE) ha anunciado que la institución que preside está a punto de realizar la última subasta de dinero con vencimiento a un año, señal de que la liquidez ha vuelto al sistema. Por otra parte, el BCE ha elevado las previsiones de crecimiento de la eurozona hasta un rango de entre el 0,9% y el 1,7%.

El presidente del BCE ha confirmado que la próxima subasta de liquidez a 12 meses, prevista para el 16 de diciembre, será la última de este tipo, y además, apuntó que el tipo de adjudicación de esta operación se indexará al tipo medio mínimo ofertado en las operaciones principales de refinanciación de la institución durante doce meses, aunque puntualizó que este cambio en el tipo de adjudicación "no supone una orientación sobre los tipos de interés".

"La mejora en las condiciones del mercado financiero indican que no todas nuestras medidas de liquidez son necesarias en la misma medida que en el pasado", ha afirmado Trichet, quien ha subrayado la necesidad de un equilibrio en las decisiones sobre la retirada de estímulos del BCE, pues "existen riesgos si se actúa demasiado pronto y si se actúa demasiado tarde".

Por otro lado, los economistas del BCE pronostican que la economía de la eurozona se contraerá entre un 4,1% y un 3,9% este año, mientras revisaron al alza sus pronósticos para 2010, hasta una horquilla de entre el 0,1% y el 1,5% y de entre el 0,2% y el 2,2% para 2011.

En lo que respecta a los precios, las proyecciones del BCE prevén una tasa de inflación del 0,3% en 2009 y de entre el 0,9% y el 1,7% en 2010, mientras que para 2011 apuntan a un rango de entre el 0,8% y el 2%.
A este respecto, Trichet apuntó que las expectativas de inflación a medio y largo plazo se mantienen "firmemente ancladas" en línea con el objetivo de la institución.

Respecto a los tipos de interés, el BCE ha decidio mantenerlos en el 1%, nivel que Trichet considera "apropiado", lo que apunta a que la institución emisora no se plantea modificar su actual política monetaria, en consonancia con el Banco de Inglaterra y la Reserva Federal de EEUU, y en contraste con la decisión de su homólogo australiano, que ha elevado los tipos por tercera vez consecutiva al observar una mejora de la economía mayor de lo previsto.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad