Un ex analista de Moody’s denuncia presiones para calificar positivamente valores tóxicos

stop

INVESTIGACIÓN

20 de agosto de 2011 (19:36 CET)

Se ha abierto la caja de Pandora. Un ex-analista de Moody’s asegura que la agencia intimidó y presionó a los analistas a emitir calificaciones brillantes de valores tóxicos complejos. En una carta de 78 páginas a la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC) que recogen varios medios estadounidenses, William Harrington asegura que los comités donde se toman las decisiones sobre qué nota poner a cada activo no son independientes.

"La gestión de Moody’s y su junta directiva son directamente responsables de la mala calidad de las opiniones que marcaron el comienzo de la crisis financiera", ha escrito. "El historial de influencia en los comités de gestión habla por sí mismo”. Defiende que las voces que alarmaban sobre la grabe situación de los activos eran acalladas.

La misiva de Harrington es una respuesta a una iniciativa de la SEC sobra las normas de calificación crediticia que imperan en las grandes agencias. Las cuestiones que plantea van en la misma dirección que la investigación que ha abierto el Departamento de Justicia contra Standard & Poor.

Agencia “íntegra”

El portavoz de Moddy’s, Michael Adler, ha arremetido contra las acusaciones del ex analista. “Tenemos protecciones sólidas en lugar de separar los aspectos comerciales y de análisis de nuestro negocio. Nuestras calificaciones son asignadas por una comisión, no por cualquier analista individual".

Harrington trabajó como analista en el grupo desde 1999 hasta julio de 2010. En la misma carta donde denuncia la mala praxis de Moddy’s, también critica duramente las nuevas normas de la SEC para las agencias de calificación. “Muchas de las normas propuestas dan más licencias a Moody’s para que intensifique su larga intimidación y el hostigamiento de los analistas, en detrimento de la formación de opinión".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad