Un grupo internacional participará en la ampliación de capital de Bankpime

stop

b

20 de mayo de 2011 (12:10 CET)

Un grupo financiero encabezado por el empresario Marcelino Bellosta Varady, denominado Kota Investments, asumirá la ampliación de capital de 18,6 millones de euros que prepara Bankpime y que no cubran sus actuales accionistas, según adelanta el diario Cinco Días. Una vez realizada esta inversión el banco catalán cumplirá con los requisitos de solvencia exigidos por el Banco de España, que exige llegar al 8% de core capital.

Las magnitudes de la operación no se conocen porque, de acuerdo con la normativa, los actuales accionistas tienen preferencia a la hora de asumir una ampliación de capital. Queda la incógnita de si el Banco Internacional do Funchal (Banif), mantendrá su peso en la entidad. L'Agrupació Mútua seguirá en el capital, pero no sabe si reduciendo su actual participación.

El nuevo grupo de accionistas que tiene como persona visible a Marcelino Bellosta Varady, de nacionalidad hispano-venezolana y con experiencia en el sector bancario, se considera ligado a José Antonio Castro, el empresario del grupo hotelero Hesperia y también accionista de Bankpime. Precisamente, Castro que acudirá a la ampliación, podría asumir la presidencia del banco, una vez terminada la recapitalización. 


Accionariado actual

El reparto actual del capital en Bankpime tiene como socio de referencia a Banif, con un 28,7%. Le sigue l'Agrupació Mútua, con el 26,2%; el grupo Bimsa, vinculado a José Antonio Castro, con el 18% y Francisco Busquets con el 5%.

El acuerdo conseguido está pendiente del visto bueno del Banco de España y, una vez que se tenga el permiso, ha de ser ratificado por la junta general de accionistas de Bankpime que se celebrará a finales de junio.

Los diferentes actores del pacto han firmado un documento en el que se establecen los términos y condiciones en los que se efectuará la toma de participación del grupo inversor, las relaciones con los accionistas de referencia del banco y los mecanismos de gestión y funcionamiento de la entidad.

Además de Bellosta y Castro, los otros socios podrían tener dificultades en acudir a la ampliación. En medios financieros se duda si Banif podrá aportar los nuevos fondos habida cuenta que Portugal está inmerso en un plan de rescate financiero.

Agrupació Mútua

Otro accionista que podría diluir su participación es l'Agrupació Mútua. La aseguradora se halla intervenida por la Dirección General de Seguros desde 2009 por “irregularidades en su gestión” y por tener una exposición demasiado alta en el sector inmobiliario.

De hecho l'Agrupació tiene en marcha un proceso de venta de filiales destinado a reequilibrar su situación patrimonial. A pesar de estas dificultades, la entidad ha mostrado su voluntad de mantenerse en el capital del banco.

Contra lo que se podía esperar, Bankpime, una entidad de pequeño tamaño, se adelantará a otras con mayor volumen en la tarea de ampliar su solvencia con la entrada de otros accionistas. En este sentido, cajas y bancos se hallan en plena fiebre para captar fondos privados.

Bankpime se fundó en 1978 y tiene actualmente 233 empleados y 19 oficinas repartidas por diversas ciudades españolas. A cierre de 2010 el banco tenía activos valorados en 600 millones y registró una pérdidas de 29,5 millones.

La vocación de Bankpime en esta nueva etapa es acompañar a las empresas españolas, especialmente las pequeñas y medianas, en sus procesos de internacionalización.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad