Un juez condena a La Caixa por “engañar” a unos clientes con seguros de intereses hipotecarios

stop

La entidad catalana se suma a la lista de cajas y bancos que se han visto obligados a devolver con intereses las cantidades pactadas en un contrato de 'swap'

09 de febrero de 2011 (20:13 CET)

El juzgado de primera instancia número 1 de Tudela (Navarra) ha dictado la primera sentencia contra La Caixa por la venta a tres particulares de seguros contra la subida de los intereses hipotecarios, un swap. En la sentencia dictada el pasado 31 de enero, el juez considera que la información dada a los clientes incluye una terminología “engañosa y farragosa”, “tras la que se esconde la verdadera naturaleza del swap”. Un contrato donde aparece de manera “velada, vaga, abstracta, residual y contradictoria” el riesgo económico que asume el cliente.

Así, la entidad catalana deberá devolver a sus clientes un total de 17.611 euros más los intereses por las cantidades que pagaron al bajar los tipos de interés de su préstamo. En cuanto al contrato, la sentencia establece que su aceptación “no fue válida, consciente y eficaz” porque “resulta palmario que los actores no sabían cuando firmaban lo que firmaban”. Asimismo, el juez afirma que el director de la sucursal ofreció el producto como un seguro pero “en ningún momento de la fase precontractual explica no solo el verdadero funcionamiento financiero del swap, sino tampoco los riesgos que asumen”.

Por otro lado, agrava la situación la valoración judicial que a principios de 2008 La Caixa ya conocía las previsiones que apuntaban a una caída de los tipos de interés. Una declaración basada en un estudio interno de la entidad y las previsiones del Banco de España en el boletín económico de marzo de ese año (establecía para ese ejercicio el 4,3% y para 2009 el 3,7%).

Preparando el recurso

Desde la entidad catalana han asegurado que en breve recurrirán la sentencia. Además, recuerdan que esta condena por comercializar swaps a clientes que no correspondían por la naturaleza del producto se suma al centenar de sentencias emitidas contra otras entidades financieras.

Hasta ahora no existía ninguna resolución judicial que condenara a La Caixa porque la entidad optaba por negociar y llegar a acuerdos extrajudiciales con los demandantes. Precisamente esta sentencia viene de una denuncia colectiva que presentaron 12 afectados con el abogado Ignacio Ferrer-Bonsoms, del despacho que lleva su nombre.

La entidad pactó la cancelación del contrato de swap sin coste alguno con nueve de ellos. Los únicos que esperaron el juicio fueron los tres clientes con estudios universitarios, tal como informa Europa Press.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad