Una de cada dos empresas británicas congelará los salarios por segundo año

16 de noviembre de 2009 (12:15 CET)

Una de cada dos empresas británicas proyectan mantener congelados los sueldos de sus trabajadores por segundo año consecutivo, según un sondeo de la Confederación de la Industria Británica (CBI).

El 47% de las empresas del Reino Unido, la mayoría de ellas del sector privado, han mostrado su intención en ese sentido, lo que indica que no acaban de confiar en la recuperación económica anunciada por el Gobierno.
"Las condiciones del mercado siguen siendo difíciles y el crecimiento en 2010 será débil, por lo que los sueldos van a tener que seguir congelados todavía algún tiempo", afirmó John Cridland, director general adjunto de la patronal británica.

Un segundo año consecutivo de congelación salarial no tiene precedente en anteriores recesiones, publica el diario Financial Times.

Pero ocurre, según Cridland, que "la mitad de las compañías tienen tantos problemas de financiación que no podrán aumentar los sueldos en 2010, al igual que ha ocurrido en 2009".
Cridland está convencido de que se conseguirá congelar los sueldos gracias al "espíritu de colaboración" mostrado por los empleados, que han tenido que hacer sacrificios para proteger los puestos de trabajo.

"Dado el estado alarmante de las finanzas públicas, el sector público deberá también guiarse por ese tipo de restricciones salariales", dice el director general adjunto de la patronal.
Las restricciones salariales y la reducción de la jornada laboral en algunos casos han hecho que el desempleo, en la actualidad del 7,8% de la población activa y que afecta a 2,46 millones de personas, no haya subido tanto como se temía.
Pero algunos expertos creen que la congelación salarial tendrá un efecto negativo en la economía al frenar la demanda.
Una señal esperanzadora es la disposición de más empresas a contratar personal: sólo el 37% de las 240 empresas consultadas dicen que mantendrán la congelación de sus plantillas frente al 61% que se expresaban así la pasada primavera.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad