¿Una decisión acertada?

Sin título

08 de mayo de 2009 (14:06 CET)

La decisión de Mercadona de retirar 800 referencias de sus lineales como parte de un proceso para abaratar un 10% de media la cesta de la compra ha supuesto todo un revulsivo en el sector. Se trata de una decisión arriesgada y que cuenta con tantos partidarios como detractores.

La estrategia lleva al extremo la filosofía corporativa del grupo valenciano que se resume en su ‘claim’: ‘Siempre Precios Bajos’y traza un giro ‘discount’ que posiciona a Mercadona más cerca de otras cadenas como Lidl o Dia, lo que en opinión de algunos analistas puede confundir al cliente habitual.

Por otro lado, las relaciones de la cadena con sus proveedores, en algunos casos exclusivas, se han visto afectadas por la retirada de sus productos. Cinco Días citaba recientemente el caso de una bodega gaditana que ha dejado de vender a la cadena un volumen de 200.000 cajas anuales de vinos, cantidad que ha asumido un nuevo proveedor que las sirve con marca blanca.

No obstante, hay voces que señalan que esta medida que permite al cliente ahorrar hasta un 10% en su cesta de la compra, puede acabar por decepcionar a algunos consumidores que no encuentran marcas que hasta entonces formaban parte de su cesta habitual. Un estudio de la consultora Ipsos destaca que un 40% de los clientes de Mercadona se muestra contrario a que se retiren productos de los lineales de los supermercados y un 60% también considera “insustituibles” algunas marcas. En esta línea, distintos fabricantes han emprendido una contraofensiva publicitaria en la que hacen saber al consumidor que no fabrican para distribuidores.

El impacto que la decisión de Mercadona ha tenido en el sector de la distribución en general y en la cadena valenciana en particular es todavía difícil de valorar. El grupo, no obstante, cerró 2008 como líder del sector, con un 20,2% de cuota de mercado, respecto al 19,6% que alcanzó en 2007. La retirada de referencias y el ajuste de precios se efectuó en el mes de octubre, pero el impacto que la medida pudo tener sobre las cifras finales del año es relativo.

Fuentes del grupo consultadas prefieren mostrarse cautas respecto a la repercusión que ha tenido la medida y optan por esperar y valorar sus propios indicadores para más adelante comunicar cómo ha influido la retirada de referencias en sus cuentas. Lo que sí ha conseguido Mercadona, a la vista de las informaciones, es generar controversia y animar la competencia en el sector de la distribución.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad