Una filial de Dogi presenta concurso sin que la matriz lo sepa

stop

04 de junio de 2009 (12:59 CET)

La empresa textil Dogi se ha visto obligada a enviar con carácter de urgencia una nota a la CNMV informando de un hecho del que no tenía constancia previa: su filial alemana, Penn Elastic Gbmh, ha presentado una solicitud de concurso voluntario de acreedores, sin que hubiera advertido en ningún momento de sus intenciones a la matriz, según fuentes de la propia empresa.

Dogi ha señalado a ED que dado que la filial alemana no cotiza en bolsa, no tiene obligación de emitir una comunicación sobre este hecho, pero que la decisión de Penn Elastic Gbmh les ha pillado totalmente por sorpresa.

Dogi había presentado recientemente un concurso voluntario de acreedores debido a la situación financiera de la compañía y dada la "imposibilidad" de obtener la financiación necesaria para solventar la "insolvencia" actual. El grupo acumula un pasivo de 42 millones de euros, de los que 28 millones corresponden a la deuda contraída con las entidades financieras.

Penn ya había emprendido medidas de ahorro

Penn Elastic Gbmh está participada al 100% por Dogi International Fabrics y durante 2008 ya había emprendido medidas encaminadas a reducir costes, tales como una
suspensión temporal de contratos. Penn Elastic, según el informe de gestión de 2008 del grupo Dogi, estaba diversificando su producción para entrar en nuevos mercados como el técnico y el médico, de alta exigencia tecnológica y que iban a proporcionar los elevados márgenes que la compañía requiere.

Hoy tendrá lugar una junta de accionistas de Dogi en la que Karel Schröder, consejero delegado del grupo, está previsto que arroje un poco de luz sobre la extraña situación que se ha generado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad