Unos piensan que la banca española caerá...

stop

14 de octubre de 2009 (19:33 CET)

La banca española ha presumido de resistir la crisis financiera con una entereza digna de elogios. Lo que a todas luces parecía un sistema robusto y serio –Banco de España mediante- comienza a levantar una desconfianza cada vez más generalizada y a convertir este sentimiento en un temor creciente a que el derrumbe de entidades financieras españolas esté a la vuelta de la esquina.

Y es que a todos los analistas les falla algo al evaluar la saneada banca española. ¿Cómo una economía con un 20% de desempleo, una morosidad disparada y con la burbuja inmobiliaria más sobredimensionada del mundo no termina de reflejarse en las cuentas de bancos y cajas de ahorros?

Crece la desconfianza
El tan elogiado Banco de España comienza a ser el blanco de todas las críticas por las normas contables que están permitiendo a bancos y cajas mantener beneficios pese al peso que ladrillo y morosidad le suponen.

Moody’s ha pasado a la acción y ya señala con el dedo a la banca española. La agencia de calificación ha acusado directamente a las entidades españolas de ocultar el deterioro de sus activos –con el visto bueno del regulador- una maniobra que lo único que hará es retrasar el estallido de la burbuja inmobiliaria y prolongar la crisis.
Otro experto que advertía de los problemas que esta permisividad puede acarrear es Marc Garrigasait. El analista financiero y gestor de patrimonios ya avisaba este mes de agosto en una entrevista a Economia Digital que la excesiva laxitud del Banco de España está obstaculizando una limpieza en condiciones del sistema financiero español.

En esta línea saltaba a la luz pública el informe de la firma de análisis británica Variant Perception -‘España: El agujero en el balance europeo’- que se sumaba a la tesis cada vez más en boga que pone en duda la supuesta fortaleza del sistema financiero español. Variant Perception advertía del peligro de una crisis ‘a la japonesa’, con entidades zombie que podrían contagiar al resto de bancos europeos, también atrapados en el agujero inmobiliario creado en España.

También buenos conocedores del sistema financiero español como Juan Carlos García Centeno, ex responsable de Royal Bank of Scotland (RBS) en la Península Ibérica y fundador de la firma de asesoramiento Sigrun Partners, auguran malos tiempos para la banca española: “no hay dinero suficiente para absorber toda la morosidad que se avecina”

Éstas son sólo algunas de las cada vez más numerosas voces que comienzan a poner en entredicho la aparente salud del sistema financiero español. ¿Serán sólo unos agoreros? Sólo el tiempo lo dirá.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad