Valeriano Gómez apuesta por ampliar el período de cálculo de las pensiones hasta los 25 años

stop

El ministro de Trabajo afirma que inicialmente se debía llegar a los 20 y esta posibilidad se abordaría “poco a poco” mientras la OCDE presiona al Gobierno para que desarrolle las reformas estructurales anunciadas

Valeriano Gómez antes de comparecer en el Senado

20 de diciembre de 2010 (14:28 CET)

El ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, ha puesto encima de la mesa este lunes la primera propuesta del Gobierno para prolongar la edad de cálculo de la jubilación. En su comparecencia al Senado ha apostado por llegar ahora hasta los 20 años “sin abandonar posteriormente la posibilidad de ir poco a poco” hasta los 25. Superar los 15 años actuales fue prácticamente el único punto de acuerdo que hubo en la reunión del Pacto de Toledo de la semana pasada. Las fuerzas políticas españolas insistieron en pone por escrito que no se pactaba cuándo se debía alargar el cálculo, esta decisión trascendental se debía acordar entre la patronal, los sindicatos y el Gobierno.

Reconociendo “importantes discrepancias” en la mesa de negociación, Gómez ha advertido que el debate con los representantes del diálogo social no puede “interrumpir” el calendario de los cambios. Con todo, ha manifestado que “se garantizaran los mayores esfuerzos” para abordarlos “con el mayor acuerdo posible” entre sindicatos y empresarios.

En cuanto a la edad de jubilación, el ministro ha calificado que superar los 65 años es un hecho “ineludible e inaplazable” en pro de la estabilidad presupuestaria y la recuperación económica. Así mismo, ha reiterado la necesidad de dificultar las prejubilaciones para eliminar los sobrecostes “injustificados” y homogeneizar la escalera de tipos aplicada en función de los años cotizados.

La OCEDE presiona

Este lunes también ha hablado sobre la reforma de las pensiones española la OCEDE, que ha puesto más presión al Ejecutivo español para que desarrolle rápidamente todas estas acciones y no se encalle en las negociaciones en la última encuesta económica del país que ha publicado. La organización ha aplaudido la iniciativa de jubilarse a los 67 años, una “prioridad máxima” según su valoración que se debe combinar con otras medidas para contener el gasto.

A más largo plazo, consideran que los requisitos para acceder a una pensión, como por ejemplo la edad de jubilación o las prestaciones, deberían estar ligadas a la esperanza de vida. “Lo último sería incrementar la relación entre las contribuciones y las pensiones”, han comentado.

En la apuesta que se ha dado a conocer desde París, la OCEDE también incluye cambios en el mercado laboral y los impuestos. Zapatero ha recibido luz verde en el “ambicioso” plan de consolidación fiscal, aunque también señalan que debe estar preparado para adoptar medidas adicionales según los resultados. “Una vez que se haya alcanzado una suficiente consolidación fiscal, se podría reformar el sistema impositivo de manera que pueda estimular el crecimiento mediante el cambio de la carga fiscal desde el trabajo al consumo y la propiedad”, recomienda la institución.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad