Vallès Occidental y Barcelonès aportan casi el 50% del PIB catalán

stop

El Priorat, la comarca menos competitiva

09 de abril de 2009 (11:21 CET)

La producción de riqueza y la competitividad se concentran en Catalunya en las comarcas del Barcelonès y el Vallès Occidental. Estas dos comarcas representan conjuntamente casi la mitad del PIB de Catalunya y son, además las más competitivas. Concretamente, el Vallès Occidental ostenta el liderazgo seguida del Barcelonès, según los datos hechos públicos por l'Associació d'Empresaris de Garraf Penedès i Baix Penedès (Adeg).

Sea como sea, la crisis no ha afectado al ránking de comarcas más competitivas. Las que están en cabeza y las que se sitúan a la cola no cambian respecto al año pasado. El Vallès Occidental ocupa la primera posición desde el año 2006. En aquel ejercicio el Barcelonès, que tradicionalmente había sido la comarca más competitiva, cayó hasta la sexta posición. Desde entonces esta comarca se ha ido recuperando hasta situarse en segundo puesto en 2008.

Por lo que respecta a la aportación a PIB sin ninguna duda la comarca más significativa es el Barcelonès, con un 34,4%, seguida del Vallès Occidental, con un 11,8%, juntas pues, representan casi la mitad de la producción catalana.

El Baix Llobregat, una comarca tradicionalmente situada en cabeza, se mantuvo como la tercera el PIB y la cuarta por lo que se refiere a competitividad.

Los responsables de Adeg explicaron que la fuerte reducción de la competitividad del Barcelonès en 2007 se interpreta ahora como un cierto adelanto del cambio de ciclo económico que este año se ha generalizado en todas las comarcas.

Comarcas deprimidas

Si las comarcas tradicionalmente industriales ocupan las posiciones de cabeza en la producción y la productividad catalanas, las comarcas más despobladas y agrarias están en la cola. La última posición es por cuarto año consecutivo para el Prioriat. Además de esta comarca, el Pallars Sobirà, la Terra Alta y la Alta Ribagorça cierran el listado, tanto de aportación al producto interior bruto como de productividad.

El desequilibrio territorial respecto a producción y productividad es claro. Así, las cuatro comarcas con menos productividad aportan en conjunto un 0,4% del PIB y tienen una población del 0,5%.
Por regla general, las comarcas más productivas, afirma el informe, son las situadas más cerca de las capitales provinciales, donde se dan mayores concentraciones de población, capital, servicios e infraestructuras.

En relación a las tendencias de futuro, el estudio de Adeg constata que el aumento de las inversiones en infraestructuras de transporte porqué reducen las distancias con los mercados extranjeros.
La asociación empresarial constata como procesos negativos de la crisis actual el retroceso en los servicios empresariales y financieros, el empeoramiento de los niveles de renta por habitante, a causa del paro y que no se trasladen al tejido productivo los avances de desarrollo tecnológico conseguidos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad