Visa recorta la previsión de crecimiento en España por la crisis del consumo

stop

MEDIOS DE PAGO

Stephen Perry, director comercial Visa Europa

17 de enero de 2012 (13:45 CET)

Visa ha reducido la previsión de crecimiento del gasto con sus tarjetas en España en 2012 al 5% debido a la crisis que penaliza el consumo. La estimación anterior, realizada hace seis meses, contemplaba un incremento del negocio cercano al 6%.

El crecimiento provendrá básicamente de arañar cuota al mercado de pago en efectivo, que se va reduciendo paulatinamente, más que del repunte del consumo del conjunto del país, sobre el cual Visa no facilita estimaciones, según explica Luis García Cristóbal, director general de Visa para España y Portugal.

En cuanto a las fuentes de actividad, seguirá creciendo con más fuerza la tarjeta de débito que la de crédito al igual que ocurre en Europa. Las restricciones de la banca a la hora de facilitar instrumentos de pago aplazados y el propio ejercicio de contención y saneamiento que realizan los clientes están detrás del menor crecimiento del negocio en esos plásticos respecto a los que implican el cargo inmediato en la cuenta.

La cuota de mercado de la entidad en nuestro país respecto a sus competidores se mantendrá en el 73%, medido sobre el conjunto del valor de todo lo que se paga con tarjeta. Visa espera además que las medidas antifraude anunciadas por el Gobierno, encaminadas a limitar los pagos en efectivo, impulsen el abono con tarjeta, pero no ha cuantificado su efecto.

Nuevos sistemas

De cara a 2012, Visa se centrará en desarrollar el incipiente negocio del pago con tarjetas sin contacto, destinado a los pequeños desembolsos. Este sistema se acaba de poner en marcha en Barcelona, Madrid y Baleares. La multinacional prepara también el siguiente paso de esta tecnología, el pago por móvil, tanto en comercios como entre particulares.

Esta tecnología ya está en uso en países como Reino Unido y Turquía y se espera que en un plazo de dos años sea algo habitual en nuestro país. García Cristóbal ha vaticinado incluso que el pago a través de cualquier dispositivo móvil superará el 90% de penetración entre las entidades financieras españolas en 2014.

El año pasado el operador de tarjetas gestionó en España un gasto total en comercios de 78.000 millones de euros, el 4,7% ´más respecto al año anterior. Esa cifra se tradujo en un número de transacciones de 1.578 millones, el 4,7% más. Repuntó de forma más clara el débito, el 9,2%, que el crédito, cuya tasa de variación fue del 3,6% .

Cuota de mercado

En conjunto, uno de cada ocho euros del gasto total en comercios en España se hace a través de Visa, lo que supone que el 12,4% del consumo privado se realiza con tarjetas de este operador. En Europa, la cuota de mercado de Visa en 2011 se cifró en uno de cada siete euros gastado en comercios, un 14% más que en 2011.

Estas cifras permiten afirman a la multinacional que ha cerrado "el mejor año de la última década", según el vicepresidente ejecutivo de Visa Europe, Steve Perry.

Perry concretó que el negocio del débito, al igual que ocurre en España, continuó elevando su peso en la facturación total de Visa Europe. En 2011 se situó en el 38%, con un crecimiento paralelo al descenso en la actividad de crédito, que representa el 22% de su actividad.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad