Volkswagen sustituirà a Eric Schmitt en la presidencia de Seat

Sin título

11 de marzo de 2009 (13:45 CET)

James Muir, ex consejero delegado de Mazda Motor Europe, sustituirá a Erich Schmitt en la presidencia de Seat el próximo mes de septiembre, informó el grupo alemán Volswagen, propietario de la marca española.

El anuncio del cambio en la presidencia de Seat se produce después de que Volksagen decidiera este martes aplazar la decisión sobre la posible adjudicación de la producción del futuro Audi Q3 de Audi a la planta de Martorell, donde la empresa ha planteado la necesidad de buscar soluciones para un excedente de personal de 1.500 trabajadores.

Volkswagen señaló que Schmitt, quien accedió a la presidencia de Seat en 2006, asumirá nuevas responsabilidades dentro del consorcio de Wolfsburg. El presidente de la multinacional alemana, Martin Winterkorn, destacó que Schmitt ha conseguido "un progreso significativo en Seat".

James Muir, de nacionalidad británica y de 50 años de edad, procede de la firma japonesa Mazda, donde desarrollaba el cargo de presidente y consejero delegado de la filial europea. Muir inició su carrera profesional en la filial británica de Ford.

Entre 1994 y mediados de 2001 ocupó diferentes cargos en la firma del óvalo, hasta ascender al puesto de jefe de Servicios de Marketing. Posteriormente se incorpora a Mazda y en 2003 es nombrado vicepresidente de Ventas de Mazda Motor Europe, hasta su designación como máximo responsable de la filial europea de la firma nipona en 2005.

Por su parte, el alemán Erich Schmitt, de 62 años de edad, llegó a Seat en 2006 procedente de Audi, y desde entonces ha logrado progresos significativos "en producción y productos", según Volkswagen.

Antes de incorporarse a la firma de Martorell, Schmitt fue responsable mundial de compras de Audi desde 1992. Además, desde 1997 dirigió las actividades de la firma de los cuatro aros en China.

El anuncio ha generado sorpresa y "cierta incertidumbre" entre la plantilla de Seat, que teme que la factoría catalana quede en una posición "de debilidad" frente a las otras del grupo que optan a producir el futuro modelo de Audi, como la de Bratislava (Eslovaquia) o la de Gyor (Hungría).
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad