Vueling le gana empresariado catalán a Spanair

stop

Sin título

05 de octubre de 2009 (17:54 CET)

Vueling, la línea aérea presidida por Josep Piqué, ha decidido dar un golpe de efecto en su guerra no declarada (¿o sí?) contra su rival Spanair. La empresa, cuyo principal accionista es Iberia, ha llegado a un acuerdo con la patronal CECOT, originaria de la zona de Terrassa, para ofrecer un trato de favor a sus asociados.

CECOT está presidida por Antoni Abad i Pous, que ha compaginado su posición como presidente de la patronal de Terrassa con su militancia en CDC. De hecho Abad fue candidato número 10 de CiU en las elecciones al Congreso de los Diputados de Marzo del año 2000 y es conocido en la comarca por su militancia política.

Llama por tanto la atención que haya optado por Vueling, en detrimento de Spanair, dejando en la cuneta el proyecto de línea aérea que impulsan los empresarios catalanistas agrupados en Femcat y que están buscando desesperadamente incorporar nuevos accionistas en el tejido empresarial autóctono para garantizar la supervivencia de un proyecto que venden como estratégico para el país.

Curiosamente en las elecciones antes citadas el número 1 por el PP de Catalunya era Josep Piqué, con lo que los antiguos contrincantes en materia política son ahora compañeros en el mundo de los negocios.

Desde Spanair siempre se ha querido tener una línea de actuación muy cercana a los colectivos empresariales más comprometidos con el catalanismo. El acuerdo entre Cecot y Vueling, que se presentará mañana, es un golpe al menos simbólico en esa estrategia de la compañía que preside Ferran Soriano y en cuyo accionariado están presentes , Iniciativas Empresariales Aeronáuticas es una sociedad de nueva creación participada por Volcat 2009 con un 31,9%; Inversiones Turísticas y Comerciales 2009 (sociedad creada por el Consorci Turisme de Barcelona) con otro 31,9%; Catalana de Iniciatives con el 25,5% y Fira de Barcelona con el 10,6%.

No es ésta la primera decepción de los impulsores de Femcat que ven como sus anhelos no obtienen el resultado apetecido, ya que Josep Mateu, presidente de esta asociación empresarial “catalanista y patriota” y director del RACC hizo en las recientes jornadas organizadas por ESADE en Sant Fruitós del Bages una nada disimulada petición de más implicación del empresariado catalán en proyectos como Spanair, aunque sin citar expresamente a dicha empresa.

Más claro fue Joaquim Boixareu, consejero delegado del grupo Irestal, uno de los miembros de Femcat, que en las mismas jornadas se preguntaba : “¿Por qué la gente no invierte más en Spanair?” Ahora debería también preguntarse por qué prefieren además promover sus viajes con la rival.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad