Wall Street abre al alza y reduce las pérdidas de las bolsas europeas

stop

MERCADOS

Inversores en la Bolsa de Madrid minutos antes del inicio de sesión

09 de agosto de 2011 (09:11 CET)

La brutal caída del 5,5% de Wall Street el lunes ha dejado al resto de mercados mundiales en situación de KO técnico durante buena parte del día. Las bolsas han vivido durante unas cuantas horas en el alambre, con caídas de más del 4% en Londres y superiores al 5% en Fráncfort.

Pero una apertura tranquila en Nueva York ha provocado un giro drástico y todos los grandes mercados europeos cotizan con pérdidas que no superan el 1%, salvo en el caso del Ibex y el Dax alemán, que ceden algo más del 1,5%. Este brusco giro pone de manifiesto la extraordinaria volatilidad de los mercados

Las bolsas estadounidenses dejaron claro ayer hasta qué punto ha dolido la rebaja del rating por parte de S&P. La decisión ha marcado un punto de inflexión. Como ocurre en todas las bolsas mundiales, se está produciendo una huida hacia la calidad. Es decir, desde los activos con riesgo como la bolsa o los fondos de inversión de renta variable hacia los bonos.

Ahí están las fuertes entradas de dinero en el bono alemán o ayer en el bono estadounidense en Estados Unidos, cuyo precio –inverso a la rentabilidad- cae hasta niveles de 2009. El movimiento es de tal calado que Wall Street cayó con un extraordinario volumen de contración. Es decir, que en pleno mes de agosto los inversores se están empleando a fondo para soltar lastre de sus carteras de acciones.

Las palabras del presidente Obama asegurando que EEUU siempre será triple A y defendiendo las reformas de España e Italia no han conseguido calmar a unos inversores que con la recesión llamando a la puerta quieren tener su dinero a buen recaudo. La clave este martes será la intervención del presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, que además de decidir sobre los tipos de interés puede hacer un diagnóstico sobre el estado de salud y las necesidades de la primera economía del mundo.

Por su parte, la rentabilidad del bono español sigue bajando en el mercado de deuda. Ahora se sitúa en el 5,09%, un nivel que muy inferior al 6,2% al que arrancaron los mercados el lunes. Todo un alivio para las arcas del Estado si este recorte se mantiene en el tiempo. El BCE ha confirmado que sigue interviniendo en el mercado.

Además, el euro baja en estos primeros compases hasta el nivel del 1,4237 frente al dólar, y el petróleo tipo Brent también pierde terreno hasta los 101,87 dólares.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad