Y en el Reino Unido, los funcionarios serán despedidos

23 de mayo de 2010 (11:33 CET)

Mal de muchos... quizá no sea afortunado usar ahora esta expresión, pero es la que mejor se ajusta a la siguiente comparativa. Si en España el gobierno ha anunciado una rebaja de entre el 0,56% y el 7% a del sueldo de los funcionarios, en Gran Bretaña, directamente, podrían ser despedidos. Al menos 300.000 trabajadores del sector público pueden perder su empleo en los próximos años como consecuencia de las medidas que adopte el Gobierno de coalición liberal-conservador para recortar el déficit de 156.000 millones de libras (179.400 millones de euros). Éste es el cálculo que publica el dominical The Sunday Times.

La información ve la luz la víspera de que el nuevo ministro de Finanzas, el conservador George Osborne, detalle qué departamentos van a sufrir los primeros recortes por un total de 6.000 millones de libras (6.900 millones de euros) previstos para este año.

Según el periódico, los recortes afectarán a muchas de las ventajas de que gozan actualmente los funcionarios, tales como viajes en taxi, vuelos, hoteles, así como a toda una serie de organismos privados que ofrecen servicios públicos pero están financiados por el Gobierno, conocidos en inglés como "quangos".

Entre las decenas de miles de empleados que pueden quedarse en la calle como consecuencia de los obligados recortes, hay miles de médicos y enfermeras, dice el periódico, que cita documentos internos del Servicio Nacional de Salud.

El dominical calcula que hasta un total de 120.000 personas empleadas actualmente en el sector sanitario podrían perder su trabajo y lo mismo ocurriría a 100.000 funcionarios de ayuntamientos en todo el país y a miles de policías y personal civil que trabaja en las comisarías.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad