Y Goldman Sachs llegó a Cervera

12 de junio de 2010 (10:21 CET)

Los tentáculos de los grandes entidades financieras son muy largos y llegan a lugares insospechados. Sin ir más, lejos, los de Goldman Sachs llegaron a hacer negocios en la localidad leridana de Cervera, uno de cuyos jueces se querellará ahora contra este banco norteamericano por estafa.

Según publica este sábado La Vanguardia, el magistrado del juzgado número 2 ha imputado a seis directivos de Goldman Sachs por un delito de estafa, apropiación indebida y falsedad por haber convencido a una empresa de Cervera, Mobel Línea, de que invirtiera en un producto financiero basado en acciones del Royal Bank of Scotland.

Al parecer, en el año 2003, los comerciales de Goldman Sachs consiguieron que la empresa leridana aceptara el trato tras convencer a sus responsables de que, gracias a un convenio internacional entre España y el Reino Unido, este producto financiero desgravaba a Hacienda. No era así y Mobel Línea invirtió 16 millones de euros en acciones, algo que le costó una investigación de Hacienda, que acabó determinando que los propietarios no habían actuado de mala fe.

Los abogados de la empresa y Goldman Sachs intentaron llegar a un acuerdo, pero no lo consiguieron. Por eso, el caso pasó a manos del juez de Cervera que ha citado a declarar a los seis directivos en septiembre.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad