Zapatero anuncia una inversión extraordinaria de 17.000 millones en infraestructuras

stop

07 de abril de 2010 (19:26 CET)

El Gobierno licitará obras de infraestructuras por 17.000 millones de euros durante 2010 y 2011, dentro de un plan extraordinario de inversión en el que la financiación se efectuará mediante la colaboración público-privada.

Este Plan Extraordinario de Infraestructuras (PEI), anunciado este miércoles por el presidente del Gobierno, Jose Luis Rodríguez Zapatero, contempla que el 70% de las inversiones (11.900 millones) se destine a mejorar las redes ferroviarias de altas prestaciones y de cercanías, así como al transporte de mercancías. El 30% restante (5.100 millones) irá a la mejora de infraestructuras viarias y al transporte colectivo por carretera.

La financiación se llevará a cabo con la colaboración del Banco Europeo de Inversiones (BEI), el Instituto de Crédito Oficial (ICO), la Asociación Española de la Banca (AEB) y la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA).

El plan se basa en un modelo concesional, por el que el Gobierno pagará las infraestructuras, una vez haya terminado su construcción y puesta en servicio, a través de un canon anual a las concesionarias a lo largo de un "amplio periodo de tiempo", unos 25 ó 30 años.

De esta forma, la repercusión sobre las cuentas públicas se aplaza a 2014, cuando entren en funcionamiento las infraestructuras, y el impacto sobre los presupuestos del Ministerio de Fomento no superará el 8% de las partidas previstas para la realización de este tipo de proyectos.  Zapatero ha asegurado que la inversión prevista en el Plan Extraordinario de Infraestructuras no supondrá costes adicionales y respeta la contención del gasto público prevista por el Ejecutivo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad