Zapatero quiere pactar la reforma laboral antes de abril de 2010

stop

10 de diciembre de 2009 (19:48 CET)

José Luis Rodríguez Zapatero ha presentado este jueves su informe económico, y lo ha hecho con su habitual optimismo, a pesar de que los datos de la economía española no dan aún muchas alegrías. El presidente del gobierno ha asegurado que el PIB volverá a registrar tasas positivas de forma “inminente”, tal y como señalan los datos más recientes de la economía española. Asimismo, afirma que el apoyo al sistema financiero reportará al Estado beneficios por 1.600 millones de euros.

Zapatero calificó el 2009 como uno de los años “más difíciles de la historia económica de España", pero consideró que la economía española está “en condiciones” para iniciar la recuperación y unirse a las grandes economías desarrolladas gracias al mantenimiento de la actividad y del tejido productivo.

Igualmente, aseguró que si se aplican “con rigor” todas las reformas en marcha, se logrará recuperar la creación de empleo. Entre estas reformas, Zapatero apuntó la del sistema de pensiones y una reforma laboral que fortalezca a las empresas sin perjudicar a los trabajadores.

El presidente pidió “un esfuerzo de responsabilidad a los agentes sociales” y puso una fecha límite para conseguir la reforma laboral: “habrá un primer acuerdo con los interlocutores sociales en el primer trimestre de 2010”, ha afirmado. También se comprometió a que esté hecha la reforma de las pensiones públicas en el marco del Pacto de Toledo en enero de 2010.

Por otra parte, Zapatero ha asegurado que sin las actuaciones llevadas a cabo con los Fondos del Plan E (el Fondo de Inversión Local, de 8.000 millones, y el Fondo estatal para el Estímulo de la Economía de 3.000 millones) la tasa de paro habría sido dos puntos superior. “En junio de 2008 manifesté que nuestra economía iba a vivir un periodo de serias dificultades. Hoy, sabemos que la crisis se ha cebado con mayor fuerza en el empleo”, ha explicado. “El Plan E supone el mayor, el más cuantioso y el más extenso de los programas anticíclicos aplicados en nuestro país”, dijo.

Respecto al mercado de la vivienda, Zapatero ha explicado que "el Gobierno está contribuyendo al ajuste, a la normalización del sector de la vivienda". "Las cifras de hipotecas y de compraventa de viviendas han frenado su caída", añade. El jefe del Ejecutivo señaló que ante el desplome de la construcción, la inhibición del consumo y la caída de la confianza en la evolución económica "sólo cabía la intervención directa de los poderes públicos".

Además, Zapatero ha asegurado que ya se han obtenido 1.000 millones gracias a los avales del Tesoro y los 600 millones restantes de beneficios se prevén para este año y el próximo a través del Fondo de Adquisición de Activos Financieros.

El jefe del Ejecutivo también ha comentado que las líneas de mediación del Instituto de Crédito Oficial (ICO) han movilizado más de 18.000 millones de euros, a través de 350.000 préstamos a empresas y familias, con lo que se ha doblado la financiación con respecto a la concedida en 2008.

Según Zapatero, la financiación vía ICO supuso el 25% del total del crédito suministrado a empresas y familias este año, y ha añadido que el Gobierno se propone mantener el mismo esfuerzo de ayuda al crédito en 2010, "optimizando" las actuaciones del Instituto.

Un día después de que la agencia de medición de riesgo Standard & Poor's rebajase la perspectiva de la calificación del crédito soberano español de 'estable' a 'negativa', José Luis Rodríguez Zapatero ha señalado que el Tesoro español "se está financiando en condiciones absolutamente normales.

Vea aquí el informe económico del gobierno español.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad