Zapatero se moja por el Q3

stop

Sin título

21 de abril de 2009 (08:40 CET)

Los actores implicados en la partida del Q3 siguen moviendo ficha. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero ha entrado en juego con el envío de una carta al presidente de Volkswagen, Martin Winterkorn, en la que manifiesta el apoyo del Gobierno a las inversiones del grupo en España, al igual que defiende la competitividad de la planta de Martorell y subraya el esfuerzo que los trabajadores están dispuestos a asumir, según publica La Vanguardia.

La misiva, que fue enviada a principios de abril, incide en la prioridad estratégica que el sector del automóvil es para el Gobierno, como demuestra la puesta en marcha del plan integral de apoyo al sector. Zapatero recuerda en esta carta que el automóvil tiene futuro en España y recalca la importancia que Seat tiene en el sector.

Pero Volkswagen también ha recibido su correspondiente carta de su otro pretendiente: Eslovaquia, cuyo presidente, incluso, se desplazó personalmente a la sede central del grupo alemán.

El grupo automovilístico sigue firme en la necesidad de congelar los salarios de Seat durante dos años y no sólo uno. Esta decisión debería constar por escrito, puesto que las otras candidatas a acoger la producción del Q3 se muestran dispuestas a asumir compromisos similares. La planta de Audi en Ingolstad (Alemania) habla de congelar los salarios uno o dos años mientras que la de Eslovaquia ofrece hasta tres sin aumento de sueldos.

Los responsables de Volkswagen guardan silencio, pero se prevé que este miércoles, en el transcurso de la reunión de vigilancia del grupo, se tome finalmente la decisión de qué planta será la escogida para producir el Q3. Según la información que publica La Vanguardia, Martin Winterkorn es partidario de la opción española y hay ciertos indicios que apuntan en esta dirección, como son la autorización por parte de Industria de ayudas por 101 millones de euros sin tener la confirmación expresa de la fabricación del modelo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad