Gimeno echa del consejo a los accionistas díscolos de El Corte Inglés

stop

Carlota y Javier Areces, sobrinos de Ramón Areces, son expulsados con los votos a favor del resto de accionistas; ambos controlan el 7% de los grandes almacenes a través de la sociedad Ceslar

Uno de los centros comerciales de El Corte Inglés.

en Madrid, 30 de agosto de 2015 (15:45 CET)

El presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno, ha logrado el respaldo de los mayores accionistas del grupo para expulsar a Carlota y Javier Areces. Ambos, sobrinos de Ramón Areces, controlan el 7% de los grandes almacenes, pero desde este domingo se han quedado sin representación en los órganos de gobierno. La expulsión se justifica en "los reiterados incumplimientos por Corporación Ceslar de sus deberes legales como administrador". Se ha castigado la falta de lealtad.

Una nota oficial, emitida al finalizar la junta, se lamenta de que Ceslar diera "difusión pública a informaciones, datos, informes a los ha tenido acceso en el desempeño de su cargo y sobre los que debía guardar la necesaria reserva". Ese comportamiento, continúa El Corte Iglés, "impide el ordenado funcionamiento del órgano de administración e imposibilita la buena marcha de los asuntos sociales en perjuicio de la sociedad y el conjunto de sus accionistas".

Ceslar es la patrimonial de Carlota y Javier. Ambos han sido cesados como consejeros con efecto inmediato sin diferenciar quien realizó las filtraciones. La decisión es el colofón a la polémica creada por la venta del 10% de El Corte Inglés al jeque Al Thani, que ha inyectado 1.000 millones. Los accionistas díscolos habían protestado en los medios de comunicación y, antes de la expulsión, han votado en contra durante la junta de accionistas celebrada este domingo.

Discusión familiar

Según su punto de vista, la valoración de la compañía –de 10.000 millones— está por debajo de lo esperado. La operación, sin embargo, implica una ratio de tasación de prácticamente 14 veces el ebitda. Los ya ex consejeros se basan en que TINSA tasó en unos 18.000 millones sólo los activos inmobiliarios. Gimeno y el resto de la familia Areces remarcan que aquella valoración no consideró el peso de la deuda y otros pasivos.

Añaden, además, que la última operación comparable –la venta de Kaufhof a Hudson's Bay— supuso un pacto entre las partes de una ratio de 8,5 veces. Además del contexto internacional, ha trascendido que Ceslar da un valor de libros a su participación de 203 millones. Los sobrinos del fundador consideran en su documentación que El Corte Inglés vale, consecuentemente, 2.882 millones. Cinco veces menos que la actual tasación, con la que no está de acuerdo.

La disputa irá a los juzgados

A pesar de la supuesta contradicción numérica, Ceslar ha mentenido el pulso hasta el final. A Gimeno no le ha temblado el pulso para echarles, con el apoyo del resto del clan. Carlota y Javier impugnarán la junta por vía judicial y pedirán su inmediata reincorporación, según ha podido saber Economía Digital.

Los máximos accionistas son la Fundación Ramón Areces, con el 37% del capital, y Corporación IASA, controlada por las hijas de Isidoro Álvarez, Cristina y Marta Álvarez Guil y su sobrino y actual presidente, Gimeno, con el 22% del accionariado. Al Thani se convertirá en el tercer mayor socio dentro de tres años, cuando se ejecute el préstamo canjeable que acaba de conceder a El Corte Inglés. El jeque catarí opta a una porción adicional del 2,5%, que recibirá como intereses del crédito. El cupón anual genera un rendimiento del 5,25%.

LEA TAMBIÉN: El Corte Inglés crece tres veces más que todo el pequeño comercio junto

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad