Goldman Sachs gana un 91% más, ¿sin ayudas ni fraudes?

stop

20 de abril de 2010 (14:09 CET)

Los directivos de Goldman Sachs tienen motivos para estar contentos. El banco norteamericano, uno de los causantes de la crisis financiera internacional, obtuvo entre enero y marzo de este año un beneficio neto de 3.460 millones de dólares, un 91% más de los 1.810 que logró en el mismo periodo del año anterior.

En los tres primeros meses del año sus ingresos alcanzaron los 12.780 millones de dólares, mientras que el beneficio por acción se situó en los 5,59 dólares, frente a los 3,39 del mismo periodo del año anterior.

La razón de esta mejora sustancial de las cuentas de Goldman hay que buscarla, siempre según el consejero delegado de la entidad, Lloyd Blankfein, en los "síntomas de recuperación económica", así como la fortaleza de su modelo de negocio. Un modelo que Blankfein no especifica si es el mismo o diferente al que había antes del inicio de la crisis financiera.

Y es que estos resultados se conocen justo después de que la Comisión del Mercado de Valores estadounidense (SEC) acusara a la entidad de cometer un "fraude" al omitir a los inversores datos clave sobre productos financieros ligados a hipotecas "subprime" o de alto riesgo. Es decir, la SEC acusa a Goldman de vender derivados basados en este tipo de hipotecas sabiendo que el riesgo de impago era algo más que probable.

Precisamente, respecto a la acusación de la SEC, Blankfein destacó "el apoyo de nuestros clientes y accionistas, así como el compromiso y la entrega" de todo el personal. La pregunta sería, compromiso y entrega, ¿con quién?
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad