Ahora, Dubai

stop

27 de noviembre de 2009 (13:03 CET)

A principios de la semana, el presidente del FMI, Dominique Strauss-Khan lanzó un mensaje de alerta que tuvo un eco relativo: al sistema financiero mundial le faltaba por aflorar aún la mitad de sus pérdidas, casi dos años después del inicio de la crisis. Ciertamente, el carácter un poco tremendista de este político francés no ayudó a que el mensaje tuviera la credibilidad que se merecía. Pero aún resultó chocante que no hubiera más reacciones de la clase dirigente.

Ayer, el estrafalario Dubai pidió una moratoria para su deuda y los mercados se vinieron abajo. Los bancos europeos pueden tener 13.000 millones de dólares enganchados. Si Dubai es el inicio de un nuevo pinchazo, habrá que decir que la ineptitud y la falta de actitud de los responsables económicos mundiales para meter en cintura al sistema financiero internacional, pese a las ingentes ayudas aportadas, es de unas dimensiones más que preocupantes.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad