Al final, un principio: el día que Aznar cayó del caballo

Las dos almas de la derecha española, la conservadora y la liberal, no han sabido encontrar un encaje con el que darle coherencia ideológica a ciertos principios que se repelen mutuamente