¡Bingo para Josep González!

stop

08 de septiembre de 2009 (12:09 CET)

Ayer fue un día de fiesta para Josep González el presidente de PIMEC. En Via Laietana, Foment aprobaba el proceso de fusión entre ambas patronales que con tanta paciencia tejió con Rosell. Misión cumplida, debió decir. Por la tarde, la Agrupació Mútua (437.000 socios y más de 250 millones de euros de facturación) le elegía presidente.

Más allá del encargo que pudo haber recibido con su nombramiento –seguramente, sanear las cuentas de la entidad, que buena falta le hace, y no poner trabas a una posible fusión o absorción-, la elección de Josep González como presidente de la más importante mutua catalana por número de socios tiene claras connotaciones sociológicas.

González es un hombre hecho a sí mismo, que no pertenece a ninguna de esas estirpes catalanas que se reparten desde casi siempre escaños, puestos en consejos y fundaciones y cualquier otro lugar de honor y representación que en este país pueda crearse. González le debe más, infinitamente mucho más, a su capacidad de trabajo que a su apellido.

Y ayer González protagonizaba las dos noticias más importantes de la actualidad económica catalana: la fusión patronal y el relevo en l’Agrupació, la otra era la decisión de Caixa Girona de fusionarse con de las de Sabadell, Terrasa y Manlleu.

El flamante presidente de l’Agrupació Mútua sustituye en el cargo, nada más y nada menos, que a un Millet, a Félix Millet, con tanta historia ahora en su apellido casi como problemas judiciales, que a su vez sucedió a Josep Lluís Villaseca Guasch, prohombre del catalanismo convergente.

Ahora llega Josep González, uno de cuyos trabajos será lograr la complicidad del gobierno que preside José Montilla para el buen fin de esta histórica mutua. Que la suerte le acompañe.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad