Más malas noticias para los medios. ¿Es posible? Sí

11 de enero de 2010 (00:28 CET)

Hace un par de meses, más o menos, el presidente de la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE), Antonio Fernández-Galiano, se apuntaba a la tesis de que “lo peor ya ha pasado”. El deseo resulta lógico si se tiene en cuenta que, según Deloitte, los ingresos por publicidad cayeron en 2008 un 24% y en 2009 un 25%. ¿Será mejor este 2010?

Hoy por hoy resulta imposible hacer un diagnóstico algo fiable. Hay varios informes –Deloitte, J.P: Morgan, ZenithOptimedia- que han lanzado algunas previsiones y que, ciertamente, apuntan unas cifras algo mejores que lo que fue la realidad en estos dos últimos años, pero tras esas caídas tan pronunciadas decir que va a ser mejor simplemente porque el descenso en los ingresos publicitarios se contendrá algo es lisa y llanamente agarrarse a un clavo ardiendo.

Lo que tenemos por ahora no invita al optimismo. Leamos algunas últimas noticias: 27 despedidos en Serveis Balears de Televisió, la empresa adjudicataria de los servicios informativos de IB3; 7 despedidos más en diversas revistas del grupo G J en España –en 2009 el grupo recortó el 16% de la plantilla en GyJ, el 41% en Motorpress Ibérica y el 33% en GPS- o que CanWest Global Communications, uno de los mayores grupos canadienses de comunicación se ha declarado en suspensión de pagos entregando su división de periódicos a un grupo de tenedores de deuda asegurada.

Eso por lo que se refiere a cifras, porque si hablamos de otros elementos, como condiciones laborales o simplemente las condiciones en que se ha de ejercer el periodismo, pues… Sería triste que al final algunos descubrieran que el camino a seguir es el de Netzeitung.de, el primer diario online alemán sin versión en papel que ha decidido prescindir de todos sus redactaores y seguir activo mediante un sistema de noticias automatizado, según informa infoperiodistas.info.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad