Jeep Grand Cherokee: Lujo para asfalto y campo

stop

El buque insignia de la firma norteamericana estrena su cuarta generación con una renovación total con la que avanza absolutamente en todos los ámbitos

Jeep 300x119 gris

22 de octubre de 2012 (00:00 CET)

Estéticamente, el conocido todoterreno de Jeep ha evolucionado por completo aunque sin perder su identidad, marcada sobre todo por la parrilla de siete ranuras habitual de la marca así como por los faros redondos y los pasos de rueda trapezoidales. A grandes rasgos se caracteriza por un morro más esculpido y una silueta más estilizada que le aportan un aspecto más atlético que en la generación anterior.

También es algo más grande, incluyendo una distancia entre ejes aumentada. Ello se refleja en un interior más amplio, factor que perciben sobre todo los pasajeros de la segunda fila, que ganan espacio para las piernas. Asimismo, la capacidad de carga crece, de forma que el maletero cuenta con un volumen de 782 litros, ampliable hasta los 1.554 litros. La superior calidad de acabados genera un habitáculo todavía más lujoso en el que se emplean materiales nobles y de tacto agradable, así como un equipamiento de alta categoría.

Vanguardia tecnológica


Algunas de las novedades más importantes a nivel tecnológico del nuevo Grand Cherokee las integran el sistema de suspensión neumática Quadra-Lift y el control de tracción Select-Terrain. Éste último hace posible escoger entre cinco programas distintos de conducción según el tipo de terreno por el que se circula.

Su gama de mecánicas está integrada por una pareja de motores diésel y un trío de gasolina. En lo que respecta al gasóleo el protagonista es el 3.0 V6 CRD, disponible en dos potencias diferentes, 190 y 241 CV. La diferencia principal entre ambos se encuentra en las prestaciones, si bien registran la misma media de consumo de 8,3 l/100 km.

Mientras tanto, las alternativas movidas por gasolina son las que ofrecen unas mayores sensaciones de conducción hasta llegar a límites insospechados. En primer lugar, cabe citar al potente motor 3.6 V6 de 286 CV y al espectacular 5.7 V8 HEMI de 352 CV. Dichas mecánicas son capaces de completar del 0-100 km/h en 9,1 y 8,7 segundos, respectivamente. Mención aparte merece la tercera opción de gasolina. Hablamos de la radical edición limitada SRT, que esconde bajo el capó un brutal 6.4 V8 HEMI de nada menos que 468 CV. Para detener el cronómetro durante el 0 a 100, le bastan 4,9 segundos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad