Kia Sportage: Versatilidad garantizada

stop

El SUV compacto de la marca coreana se ha convertido en uno de los vehículos más vendidos de su segmento gracias a su atractivo diseño, un notable nivel de calidad y un precio más que razonable, sin olvidar su longevo periodo de garantía de 7 años

Kia Sportage

04 de octubre de 2013 (11:09 CET)

No es fácil hacerse un hueco en el competido segmento de los todocamino compactos, teniendo en cuenta la innumerable oferta de modelos y versiones existente actualmente en el mercado. Pero el Sportage de Kia ha conseguido brillar con luz propia, aportando argumentos de peso y un diseño atractivo que le han llevado a ser el modelo más vendido de la marca en nuestro país.

Mecánicamente dispone de cuatro versiones. La opción gasolina es un 1.6 de 140 CV. Pero es en el capítulo diésel donde más compradores encontrarán el Sportage que necesitan. Dispone de tres motorizaciones: 1.6 CRDi de 115 CV y 2.0 CRDi en versiones de 136 CV y 184 CV. En cualquier caso se trata de mecánicas eficientes, con buenos consumos y contenidas emisiones. Prueba de ello es que la mayoría de versiones militan en el tramo impositivo del 4,75% sobre emisiones, lo que también les proporciona un precio más asequible.

Por otro lado, el Sportage oferta variantes de tracción delantera y tracción total. Esta última sólo está disponible con las variantes diésel de 136 y 184 CV. Este sistema de tracción integral envía par motor a las ruedas traseras cuando se detecta que el eje delantero está patinando. Además, si se circula por debajo de los 40 km/h se puede conectar el sistema 4x4 mediante un interruptor.

Para familias activas

Por practicidad y habitabilidad interior, el Sportage se presenta como una buena alternativa como coche familiar o para aquellos conductores que disfrutan de una vida activa en sus momentos de ocio. Su habitáculo puede acoger a cinco adultos sin problemas mientras que su espacioso maletero de 564 litros permite cargar todo aquello que se desee. Además, su elevada altura al suelo (17 cm) nos da acceso a vías sin asfaltar, contemos o no con tracción total. Hay que destacar también la buena sensación de calidad que transmiten los materiales y los ajustes interiores, algo que ya empieza a ser norma de la casa.

No podemos olvidar tampoco el generoso equipamiento de serie, incluso en las versiones más básicas, que incluye control de estabilidad, seis airbags, control de crucero, aire acondicionado, sistema de ayuda al arranque en pendiente, descenso de pendientes de velocidad limitada junto a un sistema que activa los airbags laterales y de cortina y los pretensores de los cinturones de seguridad cuando detecta riesgo de vuelco. A ello puede añadirse acceso y arranque sin llave, Bluetooth, cámara de visión trasera o sistema de órdenes vocales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad