La andorrana Caldea invierte en un nuevo y selecto centro 'wellness'

stop

Antoni Martí, presidente de la sociedad, afirma que este nuevo equipamiento quiere atraer "más exclusividad", evitar la masificación y divulgar un nuevo concepto de termalismo

Primera piedra del nuevo centro 'wellness' de Caldea

07 de diciembre de 2010 (11:01 CET)

Con un presupuesto de 43,1 millones de euros, la sociedad mixta andorrana Caldea se ha lanzado a una nueva aventura: la construcción de un centro wellness "más exclusivo, sin tanta masificación y pensado para un público distinto", en palabras de su presidente, Antoni Martí y Petit. "Es un concepto diferente del termalismo, los clientes pagarán más pero evitaran la saturación", ha añadido destacando que incluso habrá "entradas separadas".

Las obras ya han empezado y se prevé que Caldea-2 abra las puertas en octubre del 2012. El proyecto constructivo ha recaído en el mismo arquitecto que hizo Caldea-1, el francés Jean Michel-Ruols. Por lo tanto, seguirá la línea de las instalaciones actuales.

El nuevo edificio ocupará 12.400 metros cuadrados y estará adyacente al actual complejo termal, en un solar público que la parroquia de Escaldes-Engordany ha cedido  "a través de un concurso público en que Caldea ganó de forma evidente", manifiesta Martí, que también es el cónsul del territorio. La operación se saldó con "el pago de 12 millones de euros y la concesión del terreno por 35 años".

La crisis pasa de largo

La sociedad ha podido empezar ahora este proyecto "porqué la crisis no nos está afectando especialmente, el producto que ofrecemos la resiste muy bien", comenta su presidente. De hecho, el 70% de la inversión se ha pagado con fondos propios.

Para el resto de compromisos, recientemente Caldea ha realizado una ampliación de capital que les ha generado 23,3 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad